domingo, 30 de septiembre de 2012

Domingo

Sendero de contrastada solvencia. Fotos perdidas, por la pereza de no sacar la cámara. Poesías astilleras de un nivel que para qué les cuento. Senderistas de estreno, de reenganche y de los adictos.

o-o-o-o-o

Las canciones, para que sean creíbles, no deben ser demasiado alegres.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Voyeur

Salió del baño y se puso frente al espejo. Se lavó las manos y se ciñó con esmero el mandil donde llevaba las tijeras, la cinta métrica, la etiquetadora... Su ya de por sí buena figura se hacía más deseable aún con el práctico complemento. Definitivamente, el color negro del uniforme, con la leyenda "Cat's have staff" le sentaba muy bien.

Se miró al espejo, como repasándose de arriba a abajo, buscando que todo estuviera en orden. Descubrió que su melena con mechas rubias tenía algunos cabellos díscolos. Con ayuda de un poco de agua los colocó de nuevo en su sitio. Se refrescó de nuevo las manos, alisó la camiseta, recolocó los pantalones, y salió, entre apresurada y con aplomo, de los servicios, rumbo a la tienda de donde había salido. Supongo que sin darse cuenta de que, a través de la puerta abierta, la estaba observando.

Modernidades

El timo de las bombillas de bajo consumo. Como tantos otros, verbigracia, el de las bolsas de pago que son más malas que las gratuitas.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Con respecto al invierno

Sigo diciendo que, cuando llega el frío, el portátil en el regazo es muy práctico. Especialmente acompañado de una mantita. Eso sí, por mucho calor que de un ordenador, siempre me faltará el ronroneo de un gato.

Retórica

¿De qué sirve arrogarse la representatividad del desvalido, cuando lo único que persigues es tu propio beneficio?

Viernes de otoño

Lluvia frenética esta mañana, como cuando te acabas de comprar algo y lo pruebas con fruición. Sin parar. Algunas calles inundadas, ríos desbocados y un pie mojado. Y poco más.

o-o-o-o-o

Cada vez que veo alrededor, mas ganas me dan de taparme los ojos. No es por cobardía, es por higiene mental.

o-o-o-o-o

La necesidad de las migas apenas caigan cuatro gotas. O veinticuatro.

o-o-o-o-o

Se oía música esta tarde. Preludio de fiesta. Eso no es para ti.

Ya huele a invierno

jueves, 27 de septiembre de 2012

De otro mundo

Cuando entré en clase me lo encontré sentado. Encontrarse un alumno sentado suele ser raro, más que nada porque están en el pasillo haciendo el orco entre clase y clase. Así que supuse que era nuevo. Evidentemente no es de la zona, ni siquiera del país, pues su piel y sus rasgos delatan su origen oriental.

Conseguí que mis alumnos se sentaran y, al empezar a repartir las fichas de recogida de datos, me la devolvió. Me resultó un poco extraño, pero se la volví a dar. Y entonces mis alumnos me advirtieron:

- ¡Maestro! ¡Que no habla español!

La verdad es que no me chocó. Tantas estupideces tenemos que hacer los profesores para sacar las castañas del fuego de un sistema educativo lamentable que no me extrañó nada. Pero, desde entonces, no se me va del pensamiento.

Imagino lo horrible que tiene que ser para ese muchacho levantarse por la mañana, vestirse, e ir a un sitio durante 6 horas en el que no entiende nada de nada y lo único que puede hacer es quedarse sentado. O cambiarse de clase, siempre por indicación de sus compañeros. La verdad es que hay que reconocerle mérito a los críos. Son capaces de comunicarse con él sin necesidad de palabras y con las moniguetas por lo menos consiguen que se ría. Al menos, algo positivo saca de estar la mañana haciendo el tonto.

Pero también me pregunto que pensará de sus compañeros, de nosotros. Cuando le tengo que pegar un grito a un niño para que haga algo. O cuando me trabuco en la pizarra. O cuando estoy explicando algo y mis ojos coinciden con los suyos y me siento impotente al saber que no me entiende por mucho que me esfuerce. Suponiendo que me quiera entender, cosa que estaría por ver, pero que le concedo, por aquello del beneficio de la duda.

Espero que la profe de ATAL que venga le eche un cable. Y me deje material, porque si no...

¿Aquí?

Cuando uno decide que es el momento de cambiar, especialmente por necesidad, ¿por qué elegir lo que elige? ¿Cómo se decide el nuevo rumbo que se ha de tomar?

Siempre hay una primera vez

El otro día el no querer venirme el domingo por la tarde me costó 50 euros. Total, para hacer el tonto en mi casa, pero en fin, estaría de Dios.

La cosa es que venía hacia el trabajo, feliz por la nueva temporada que se abría ante mis ojos. Iba con algo de prisa, prisa que transmití a mi pie derecho y que, a su vez, trasmitió al acelerador. El caso es que giré la curva y allí estaba, con sus cuatro intermitentes puestos, con su bulbo de color negro apuntando sin piedad hacia mi. Yo pensaba que al ir en dirección contraria me iba a salvar, pero si el coche de la meletérica no estaba antes, estaría después. Y, en efecto, allí estaba.

Me dieron el alto. Muy amablemente el agente me indicó que me habían parado por un pequeño exceso de velocidad, ahorrándome el retorismo de si sabía el por qué de mi detención. Lo cual restaba un poco de veracidad a aquello de que los radares son por nuestra seguridad, pero bueno. Tras dejarle el carnet de conducir, sacar el aparato (el de multar se entiende) y una charla con su compañero, me lo devuelve, me explica la multa y las posibilidades que tengo para cumplir con mi castigo por haber sido un chico malo y me autoriza a seguir la marcha. Como forma de redimirme le propongo el pago con tarjeta, pero me informa de que el aparato no le funciona. El de la tarjeta, se entiende. Un poco decepcionado porque la administración no vive en la época 2.0 prosigo mi viaje, depositando con todo cariño la multa en el asiento del copiloto.

Al llegar a casa inspecciono el papelito. Es como un tiquet del carreflús, donde aparecen todos y cada uno de los detalles sobre mi, mi coche y la infracción. Para los fanáticos de los detalles técnicos, debo decirles que la infracción fue detectada con el cinemómetro Multanova 6FMR. Tiene cojones el nombre. Investigando un poco por Internet, veo que también existen los cinemómetros Multamucho 7TPL y Multafacil 5JDT, aunque no se especifican las ventajas e inconvenientes de cada uno de estos modelos. Nunca está de más conocer un poco al enemigo. Como decían mis mayores, nunca te multarán sin que aprendas una cosa más. O también aquello de el multar no ocupa lugar.

Pero no todo iba a ser malo. La sanción venía con cupón descuento, concretamente del 50%, con lo cual el pago se hace más amable. Y, para la próxima multa, presentando el cupón, me regalan una bolsa reutilizable para ir al súper. Espero que no sea de estas de plástico malucho. Así que hace unos instantes he procedido a pagarla.

En fin, que siempre hay una primera vez para todo. Y si es con descuento, pues mejor.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Saturación

Hay tanta gente manifestándose sobre tantas cosas en tantos sitios que ya no sabe uno quién protesta y por qué.

El Niño del Polinomio: Ejercicios de cambio de acordes

video

¿Dónde?


La solución, aquí. Y sí, me ha resultado sorprendente.

martes, 25 de septiembre de 2012

25-S

Al volver del súper y sufrir mi segundo poltergeist del día me acuerdo de que hoy es 25 de septiembre, martes. Hoy había convocada una manifestación en el Congreso de los Diputados, para su cerco. Así que pongo el Internet a ver qué pasa. Y me encuentro con la imagen de la plaza de Neptuno, llena de gente y de policías.

La Policía está formando un cordón alrededor de la entrada de la Carrera de San Jerónimo, con ocho fragonetas. Se corean lemas variados y de vez en cuando hay algún altercado, pero nada fuera de lo común. Mayormente porque la Policía está para lo que está. A veces pienso que los manifestantes van a ganar por agotamiento.

Y me pongo a pensar en qué quieren. Porque todo aquel que se manifiesta quiere algo. Yo mismo me manifesté en contra del CAP de dos años, o al menos eso me dijeron, pero cuando llegamos al sitio donde íbamos a corear nuestros ocurrentes lemas, resulta que la protesta era por otra cosa. Decidí quedarme por no hacer el feo, pero acordé conmigo mismo no volverme a manifestar nunca más en compañía. Cuando estuviera en contra de algo, ya me encargaría de decirlo por mis propios medios.

Gritos en contra de los medios de comunicación, a pesar de que están allí mostrando lo que pasa. Gritos en contra de la Policía, que a fin de cuentas son unos mandados. Gritos en contra de los recortes. Gritos contra todo. Puede que sea un poco tonto, pero sigo sin saber qué pretenden exactamente todos estos movimientos anti-políticos. Puedo coincidir en el fondo, pues la clase política se ha convertido en una colección de individuos que se dedican a sacar tajada y no a servir a aquellos que los votan, pero no me fío en la forma en la que se hace.

Banderas, muchas banderas. No veo ninguna bandera española, tan solo banderas de la república. No entiendo que pinta la bandera de la república en las protestas. Supongo que querrán una asamblea constituyente para que se proclame una. Como si la solución a nuestros problemas fuera cambiar el envoltorio, dejando el interior intacto. Hay que cambiar muchísimas cosas en España, empezando por sus habitantes, por su idiosincrasia. ¿La culpa de la crisis es nuestra forma de ser? Yo pienso que sí, en parte. Aunque no toda.

Pero lo peor de todo es que seguimos igual, o peor, y no encontramos la solución. Me dice mi maestro que esto no tiene remedio. Empiezo a pensarlo yo también. Que rabia, ahora que me había independizado y estaba empezando a disfrutar un poco de la vida...

lunes, 24 de septiembre de 2012

Aquella señora mayor

Allí estaba siempre, en el semáforo, donde moría la A-92 y aquella ciudad hostil se abría ante mi. Yo la veía desde la altura, quizá como metáfora. No recuerdo cómo iba vestida, pero lo que sí recuerdo es que era mayor, muy mayor, vestida de colores oscuros y con ropa raída. Con arrugas en la cara, quizá tantas como penas llevara en el cuerpo. Y con gesto entre enfadado y cansado.

Vendía pañuelos, dos o tres paquetes, por entre los coches mientras estaban parados. Desde mi posición de no-cliente veía las reacciones de los conductores. Desde la indiferencia hasta la lástima. Supongo que habría perdido la cuenta de las ventanas cerradas que se habría encontrado, incluso en verano. Yo hubiera sido uno de ellos. Pero allí seguía, moviéndose entre los coches, con el paso cansado de los años y la certidumbre de un futuro a juego con su atuendo.

Muchas noches, mientras estaba estudiando, pensaba en si no acabaría un día así. Y aún hoy me lo pregunto, con la supuesta estabilidad de un sueldo de ese Gran Hermano que es hoy el Estado moderno y benefactor, esa Santísima Trinidad laica. Y, tal y como está el panorama, tampoco es mala idea pensarlo.

Perspectivas


Más aquí.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Prelunes

Este calor de otoño temprano me desconcierta. Lamento que me funcione tan bien el termómetro del coche. Quisiera que fuera como la prensa, que te cuenta la verdad que quieres escuchar, tan sólo hace falta elegir bien la emisora o periódico.

Hoy, en la vuelta, me sobraba la música. Afortunadamente por un momento. Siempre me he preguntado cómo puñetas se le ocurre a alguien esa genialidad, esa gota que rebosa el vaso de tus emociones y que sale en forma de lágrima por tus mejillas, haciendo que tus preocupaciones, al menos por un momento, se desvanezcan.

Sigo dando vueltas a la cuestión. No es fácil ser inmune, aunque se intente. No hay peor castigo que ser agraciado con aquello que uno quiere, especialmente si lo tiene bien pensado y meditado y, en el fondo, lo pide porque otros lo tienen, a sabiendas de que uno no lo necesita. Pero pedid y se os dará, ahí está la trampa.

Acuerdo definitivamente seguir con la decisión que he tomado. Lo que no sé es por qué aconsejo que no se discute lo ya meditado y yo no paro de volver una y otra vez.

Telefonadas

Cuidado con las tarifas planas, que las carga el diablo.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Lugar en el tiempo

Una vez llegué a un lugar en el espacio. Un lugar en el que aterricé como una si hubieran plantado una palmera en un olivar, hasta que descubrí que no había tanta diferencia entre mis dátiles y sus aceitunas.  Me hicieron ver una nueva forma de comprender el mundo, tanto que algo dentro de mi hizo "click" y me puso en la senda que no he abandonado desde entonces.

Aquél lugar en el espacio se ha convertido en un lugar en el tiempo, en un estado de ánimo. En un refugio. Y me da miedo pensar que eso algún día se evapore, bien por acción o por omisión. Pero al igual que una vez me plantaron en aquél lugar que no elegí, tendré que aceptar que mis raíces no sean capaces de alimentarme. O mis dátiles ya no alimenten a quien se acerque a ellos.

Será tiempo entonces de ser podado.

Sábado de senderismo

Paliza importante. No obstante, no estoy demasiado cansado. Creo que el dolor físico no me afecta tanto como otros.

Supongo, bueno, no lo supongo, lo sé positivamente, que echan de menos el esquema entrada corta-entrada larga. Haré propósito de enmienda.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Viernes de vuelta

Y el verano que no se quiere ir.

Y las visitas, que creíamos suspensas, que se empeñan en volver.

¡Ay, Señor, qué vida esta!

jueves, 20 de septiembre de 2012

Descubrimientos músico-higiénicos

Se frota divinamente el baño con canciones de desamor.

Contradicciones

A veces sucede que el objeto de mis acciones lleva en su puesto más que yo en el mío. Y, siendo así, da un poco de respeto imponerle disciplina.

Modernidad

La obligación de actualizarse como signo de los tiempos. Independientemente de que la mejora vaya, o no, implícita.

Puertos

A aquellos que comienzan caminos inciertos. Debéis saber que siempre habrá puertos donde seréis bienvenidos, sean como fueren vuestras aventuras.

 

Una buena idea es una buena idea

Les ofrezco mis servicios para atacar esos libros, los leeré y usaré. Parecerá que han sido leídos y volverán a ser útiles.

 o-o-o-o-o

 Hay que ver el coñazo de las interfaces by eggs...

PS: Parece que me voy haciendo a ella. Mis entradas diferidas siguen estando seguras, esperando su momento, como aquella canción de Björk.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Que no cunda el pánico...

Pero lo de las tardes de f5 tiene que acabarse de forma rápida y drástica. Reconozco que me da pereza sacar la guitarra de la funda, pero una vez fuera disfruto mucho con ella. Hoy, los acordes de Yesterday no me daban para mucho, así que he decidido irme a otra canción, con la esperanza de que suene como en los vídeos. Esa es, sin duda, la mayor frustración del músico apremiante. Pero como uno es cabezón y tiene conexión al Internete, me he ido a una página de esas donde están los acordes. Y, en otra ventana, he abierto la canción para ver si le sacaba los arpegios cosa que, evidentemente, no he conseguido. Aunque le he dado un estilillo de rasgueo de 6 cuerdas que huele a principiante que espanta, pero que no queda mal del todo, aunque debo acompasarlo algo mejor.

Y en esto que se me ha encendido la bombilla y me he ido a un tutorial. El mundo de los tutoriales en Internet puede resultar muy proceloso, hasta tal punto que incluso un tutorial para la realización de la cuarta vocal con un dispositivo de base cilíndrica puede complicar la tarea hasta límites insospechados, por eso hay que andarse con ojo en la búsqueda del mismo. Todos los tutoriales en Internet tienen algo en común, no sabría decir qué exactamente pero creo que si ven unos cuantos estarán de acuerdo conmigo. Afortunadamente, esta vez he tenido suerte y el par de ellos que he visto me han servido para iluminarme.

Y ahora queda lo más difícil, practicar hasta que salga. Lástima que el f5 no valga para eso.

Crónicas

Los políticos y los conocidos pasan por allí arriba, el pueblo llano se queda en la parte baja en lo que podría parecer una contradicción con la vida y las ideas de Carrillo pero, bien pensado, no lo es tanto.

martes, 18 de septiembre de 2012

Pulsos

Esta manía de racionalizar, optimizar y no vivir...

Septiembre

Ese mes de transición, en el que hace calor pero tampoco mucho y en el que anochece tarde, pero tampoco demasiado. Ese plazo en el que hay que acostumbrarse de nuevo al invierno.

o-o-o-o-o

Tarde nublada, de mucho ladrar pero poco morder. Renuncio a pasear. Renuncio a hojear lo de mañana. Tan solo a tocar la guitarra y a comprobar que las webs que visito no tienen novedades.

o-o-o-o-o

Por primera vez en mucho tiempo, sin EOI que me ocupe tiempo. No, si al final acabaré apuntándome de nuevo, por aquello de tener algo que hacer. Por tener la "To Do Pile" lo suficientemente llena para no pensar en otras cosas.

o-o-o-o-o

Tentaciones bibliográficas. A ver si me escapara...

What's the meaning of monada?

lunes, 17 de septiembre de 2012

Lo que es empezar, pero sin empezar.

Cosas que le pasan a uno, que lo intenta pero es que no lo dejan. Lo del trabajo burocrático tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Básicamente, que uno se acostumbra a crear papeles inútiles que nadie lee y eso te quita la energía para las cosas realmente importantes, para las que se supone nos pagan. Pero así está la cosa, que mucha era digital pero perdemos el culo por un papel absurdo.

Y luego está la informática. Y sus facilidades.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Axioma XLVIII

Para responder una pregunta a veces basta con no decir nada.

Volver a empezar

Y van 7 ya...

sábado, 15 de septiembre de 2012

Sospechas

Yo creo que la gente se manifiesta tanto últimamente porque es lo que más barato sale para entretenerse.

Sábado de fiesta

Hoy es fiesta en mi ciudad. Realmente no sé por qué, pero casi siempre hay un día de septiembre en el que hay fiesta, bien por traslado de otra o bien por cualquier motivo que escapa de mi conocimiento. Y eso que decían que había que quitar festivos, pero una vez más no hay que fiarse de lo que se dice y seguir lo que se hace.

Me he levantado tarde, como si fuera verano aunque ya no lo es. Hace dos semanas que acabaron mis vacaciones y pareciera que llevara trabajando mil años. Estoy cansado de preparativos, porque luego lo otro tampoco es tanto, si se lleva con filosofía.

He desayunado, calmado el mono de Internet y me he dispuesto a ir por un litro de helado. Caminaba solo por la calle, pero al llegar a la Plaza, un aluvión de gente y de calor me han sorprendido. Terrazas llenas, gente que pasea y habla, sobre todo con sus teléfonos. Nubes de gente que pulula por las aceras, espera en los semáforos, reparte publicidad...

Suerte que en la heladería no había casi nadie y me han atendido rápido. Y, de nuevo, vuelta a casa sin apenas pasear más. Mucho calor y mucha gente. Siento como si esta ciudad ya no fuera mía. Me siento extraño entre tanta gente y entre tantas prohibiciones. Pero no siento melancolía por ello. Quizá ya no soy de esta gente, ni de ninguna otra. Tan solo vago por los callejones en verano, buscando un poco de sombra que me alivie.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Hazañas

Hoy dos profesores han sido capaces de poner un calendario para el próximo curso escolar, sin que nadie los estuviera mírando y/o supervisando y sin que quedara demasiado torcido.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Nuevos tiempos verbales

Futuro improbable.

Ejemplo: "A ver si..."

Próximo estreno

Les mantendré informados

Jueves tarde

Tienen razón aquellos que dicen que andar aclara. Mientras los pies se mueven, la cabeza queda libre para centrarse en sus pensamientos, que pueden ser buenos, malos o indiferentes, ya dependiendo del grado de desgaste mental que tenga cada uno.

Tras mucho pensarlo, creo que hay que arrepentirse en su justa medida y alegrarse con moderación. Lo que llevamos en la mochila no siempre es de nuestro agrado, así que hay que echarlo y cargar con ello. Claro que a veces uno se libera, pero para eso le tienes que hacer un agujero. Y luego zurcirla, no sea que se te escape algo de valor.

No sé si hoy habrá sido la última ascensión, que a punto he estado de cambiarla por una romería. El lunes volveremos a la normalidad y el verano, con su prórroga, quedará como un sueño del pasado.

Eso, y el cansancio.

Normalidad

Como cualquier turista.
Como cualquier enfermo.
Que asco de país.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

lunes, 10 de septiembre de 2012

Por algo lo llaman lunes

Pues, visto lo visto, prefiero que se me cruce un gato negro a un perro labrador.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Lógica, sentido y utilidad

En mi ciudad hay un Instituto Metropolitano de Taxi. Ahora bien, no le pida usted a un profesional del ramo que lo lleve a su casa.

Comentario de texto II

No tener nombre, no tener pasado. No querer ser querido por no estar en una jaula, para luego darse cuenta que la verdadera jaula es lo que hay fuera, donde la vida te moja y tan solo buscas entre la basura un alma que resguardar bajo tu gabardina y apretar contra tu pecho.

La vida y sus cosas

No disfraces de pereza tu falta de voluntad.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Vendimia

No sé qué tienen los fines de semana que los celebro madrugando más que los días de diario. Hasta el momento ese honor lo reservaba al domingo, pero al sábado le ha dado pelusa, así que hoy me he levantado a las seis, para irme de vendimia si tener ni una parra. Pero eso es lo de menos.

Al salir de casa todavía era de noche y me he cruzado con gente que venía de la discoteca. Supongo que es un buen ejemplo de la delgada línea que separa tantas y tantas cosas. Al llegar al cortijo, la luz del sol ya se asomaba en el horizonte, haciendo brotar en el valle los colores del mes de septiembre.

Con mi gorro de paja, unas tijeras prestadas y corvas y cajas, hemos comenzado la faena, buscando las tempranillas que colgaban de las cepas. Eso sí, tras un breve curso de formación, que de todo hay que aprender antes de empezar a hacer.

La mañana transcurrió sin más novedades, disfrutando de la compañía de mis compañeros viticultores, llenando de aire los pulmones y sacando confidencias en cada una de nuestras respiraciones. Hasta que las cajas estuvieron llenas y nos dijeron que eran suficientes.

Una vez hecho, nos dirigimos a una máquina, que es la encargada de separar la uva de los racimos y las tritura, camino del bidón donde reposará el primer vino, con la ayuda de una pequeña bomba. También pude saborear el mosto de la uva recién pensada, en otra barrica al lado de la nuestra, que opta por almacenar directamente el vino limpio.

Una vez el depósito lleno, limpiamos todos los aperos y empezamos a preparar la comida, un estupendo asado de carne con patatas, en horno de leña. Aprovechamos para poner unas sardinas en las ascuas, pero envueltas en hoja de parra, para hacer honor al día. Al momento, empezó a llegar más compañía y disfrutamos de una gratísima comida, regada con el vino de otros años. Hasta que llegó la hora de regresar a un fin de semana más convencional.

Aunque lo que más me ha sorprendido es que en las viñas no hay wifi. No hay nada perfecto, supongo.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Previsiones

No sé si es que la calma sigue a la tempestad, o es ésta la que está antes de la otra. Pero, de momento, échale una mano al leño.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Comentario de texto



Vivir en la irrealidad, en los deseos, en los sueños. No querer ver aquello que somos, no aceptar que interrelacionamos con los demás.

Desde la primera vez que la vi, el final de esta película me desagradó. Pero, no por ello, puedo dejar de verlo. Será mi atracción natural por todo aquello que me hace daño, esa especie de tendencia a la autolesión psicológica, que es la que mola.

Ella es una chica "de compañía" pero no de "tanta compañía". Busca a algún hombre rico que la mime y así poder vivir feliz. Él es una especie de gigoló que escribe en sus ratos libres. Ambos son seres atados a sus circunstancias, y quién no, pero sabedores que son la parte más débil de la cadena, aquello que llevará siempre las de perder a no ser que se anden con algo de ojo. Sobrevivir es burlar un día más a su mala suerte, buscada o no.

Pero, como sucede siempre en las películas, se enamoran. Ella es la idealista y él, como todos los hombres, el tonto que lo daría todo por ella hasta que, bajo la lluvia, decide tirar la toalla. Y tanto él como el gato rubio salen por la puerta trasera del taxi por idénticos motivos. Es muy difícil aceptar ser amado, ser consciente de la responsabilidad que ello implica, convertirse en el centro de otra persona y abandonarse por quien te ha dicho que te quiere, renunciando cada uno de ellos a su anterior yo. Por eso no viene mal una excusa, un amor que se va, un avión que despega...

Nos vamos a la m...

Sobre el uso de los 'tupper' en las escuelas, la consellera ha recordado que los centros pondrán una cuota a partir de un euro diario que podrá llegar hasta unos tres euros si los alumnos, además de usar el microondas, reciben alguna formación complementaria por parte de los educadores y monitores.

Claro que con este panorama y estas iniciativas, yo establecería una cuota por beber agua en la fuente o bien un peaje por desgaste de pasillos. Si está así la cosa y encima nos cortan un canal de TV, que es lo más sagrado de nuestros tiempos... ¿que no sabremos?

martes, 4 de septiembre de 2012

Documentos de interés

Buscando el significado de la expresión "hacer la cuchara", he visto el siguiente enlace en el que se puede leer lo siguiente.

Evite la tentación del beso orejal
Si bien la oreja es un punto erógeno, utilícela para suaves besos y pequeñas lamiditas, pero nunca caiga en la tentación del sonoro "Chuick!", mucha gente ha perdido temporariamente el sentido de la audición, y se han registrado casos de pérdidas más extensivas por daños al tímpano en Chuicks de gran efusividad.

Autolección II

Merecer. No siempre se merece lo que se tiene. Ni tampoco se merece lo que se tiene. Encontrar el equilibrio suele ser raro y por eso siempre se desequilibra la balanza, por la natural estupidez del ser humano. Eso lleva a pensar, para lo que no siempre vale la autolección I. En este caso concreto, lo único que se puede hacer es asumir la realidad. Y pensar detenidamente el por qué, que a veces lo hay. Y a veces, no.

Filosofías de vida

Autolección I

No pensar. Pensar demasiado suele ser perjudicial, sobre todo si sólo hay un tema en la cabeza que se enquista como una hiedra en la pared. Y no siempre es bueno que salga el clavo con otro, porque el problema sigue ahí. Y el subyacente, también.

Comercial

Era uno entre muchos, quizá no el mejor, pero la clave de su éxito era que se vendía muy bien.

Eso y la guerrilla urbana, claro.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Volver II

Ya estoy de nuevo frente a la ventana, frente al ordenador, como si no hubiera pasado el tiempo y con la única cuenta pendiente de encender el calentador tras el verano. He vuelto a poner la casa en marcha, pero no he sentido la misma ilusión de otras veces, esa especie de gusanillo por empezar de nuevo. Aunque he de decir que tampoco me lamenta volver, quizá es que de tanto repetir las liturgias, éstas pierdan su sentido.

Dejo pasar un sueño por ser caro. Una vez más. Y tampoco me siento triste por ello. Es como estar sumergido en una indiferencia, que me entumece y reconforta, como estar flotando, pero sin estar rodeado de agua.

No sé que pasará, no voy a hacer planes. Tan sólo me levantaré cada mañana intentando hacer las cosas lo mejor posible.

Y tocará aguantar el chapetón mientras dure, que durará.

Desgracias II

Cristiano está triste, ¿qué tendrá Cristiano?

Hechos y consejos

Dame dinero, pero no condiciones.

o-o-o-o-o

Dicen que es bueno ir a la compra después de haber comido. Yo les aconsejo que no lo hagan. O que coman menos.

Es lo que toca



Y la verdad es que, todavía, no alcanzo a comprender por qué.

Cine de verano

No todo en el cine son películas intelectuales con moralejas o moralinas. También hay que ver, de vez en cuando, un rato de distracción sin pretensiones, en el que evadirse de las preocupaciones diarias y de los problemas cotidianos. Nada de ensanchar los horizontes mentales. Tan sólo, reírse un rato.

Como no la enlace, reviento



Véala mejor aquí.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Verano XLIX

No deja de ser curioso que, cuantos más papeles hay entre los seres humanos, peor resulta su convivencia, pese a que lo escrito en ellos se supone que la regula. Quizá la culpa no sea de los papeles, que todo lo sostienen, sino de los que hay detrás de ellos.

o-o-o-o-o

Resulta admirable la defensa de lo suyo. Lástima que no reconozca los derechos de los demás.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Y ahora la idea es...

...hacerse el despistado en lo que a mes se refiere.