martes, 7 de septiembre de 2010

soledades y pérdidas

en efecto, nadie nace solo ni puede pretender estarlo. nadie puede permitirse el lujo de estar aislado de la sociedad. hay que ser muy fuerte para lograrlo, cosa que se puede intentar en incluso conseguir.

a veces pienso que la partida estaba perdida de antemano, pero no puedo dejar de seguir perdiendo. es una extraña adicción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada