viernes, 31 de diciembre de 2010

Fin de año

Lo siento, pero no me resisto. En en fondo, soy un sentimental...

Acciones canallescas en Navidad II

Tomarse las uvas a las once y acostarse rápidamente...

Acciones canallescas en Navidad

Reciclar un sms del año pasado

Rituales de nochevieja IX

Plan para la noche:

- Ducharse. Incluso es posible que me afeite, para recibir el año nuevo con buena pinta.
- Vestirse pero tampoco mucho. Arreglado pero informal.
- Cenar.
- Sisar algún mantecado.
- Mirar a ver si corre el reloj y dan pronto las doce.
- Comerse las uvas. Evitar distracciones. (Yo me entiendo)
- Hacer hora.
- Irse a la cama.

Según tenga gana, oír algo de música.

Pd: Aunque pueda parecer sorprendente, no soy de celebrar las nocheviejas. Y tampoco es tan mal plan, sinceramente.

Rituales de nochevieja VIII

Por muchos motivos, la canción del año

Rituales de nochevieja VII

- Feliz año nuevo!

- Igualmente!

Y sigue así la cosa...

Rituales de nochevieja VI

...
y si me tuviera que quedar con algo, aparte de la resolución de mi provisionalidad y mi "condena" pasada por la piedra, blanca por supuesto, me quedaría contigo.
Supongo que fui un kamikaze cuando aquél día hice lo que hice, pero es que no había vuelta atrás. Estuvimos abonando juntos el terreno y al final las cosas cayeron por su propio peso. Me has traído buenos y malos momentos, pero en eso no te voy a juzgar, porque eres así y yo soy como soy. Todavía me queda esperar para soñar o esperar despertar. Supongo que no repetiré lo que he hecho contigo, aunque ganas y oportunidades no me faltarán. En el fondo, aunque todo cambie para que todo siga igual o al revés, siempre se es uno mismo, con todas las consecuencias.

Por lo demás...

Rituales de nochevieja V

...
pero a veces todo tiene que seguir igual para que las cosas cambien. Los horarios traen lejanías físicas que no sentimentales que se acaban superando, porque básicamente y a pesar de que sea idiota todavía soy capaz de determinar mis coordenadas en unos ejes cartesianos. Se descubren nuevos horizontes y, a veces, hay que cerrar puertas. En algunos aspectos noto que el tiempo pasa y no soy el mismo. Quizá he llegado a un punto de inflexión y, tras todo este tiempo, mi forma de ver el mundo esté cambiando
...

Rituales de nochevieja IV

Si me llegan a decir, si nos llegan a decir, hace un año cómo iba a cambiar nuestra vida no me, no nos lo, creo, creemos.

Y es que en el fondo tampoco ha cambiado tanto como se pretende. Todo ha seguido más o menos en su sitio, pero nada ha permanecido. Lo que antes era provisional, se ha convertido en permanente. Para celebrarlo, me fui al Ikea y me compré una vajilla insulsa y una lámpara hipermoderna, que me permite ahorrar en electricidad lo que antes he gastado en bombillas, aparte de cien mil idioteces prescindibles. He seguido haciendo básicamente lo mismo, con más o menos acierto, y he seguido replanteándome mi vida personal y profesional con la misma mala leche de siempre, lo que pasa es que antes o lo hacía peor no no me hacía tanto caso, será la edad...

Música para empezar el año

Rituales de nochevieja III

Mi horóscopo me da de plazo hasta febrero. Y luego hasta octubre de 2012 pan y agua.

Esta noche no me tomo las uvas...

Rituales de nochevieja II

A riesgo de parecer un bicho raro, cosa que indudable y afortunadamente soy, me aburre notablemente la nochevieja, aparte de parecerme algo absurda.

Quizá es porque me da pena que se vayan los años, salvo que hayan sido malos

Quizá es la desconfianza en lo nuevo.

Quizá es que desconfíe de mi.

Rituales de nochevieja

Ordenar los papeles del banco.

Comer lentejas.

Sisar algún mantecado antes de las doce.

Poner la sidra a enfriar en la jardinera.

Bajar a comprar las últimas cosas.

Hacer balance del año.

No todo en ese orden, pero si todo en general.

Tarde de paseo

Bajo a recoger un encargo y me encuentro con alguien conocido. Charlamos animadamente y le cuento un sueño que he tenido recientemente. Paseo a caballo por un bosque de árboles que asemejarían olivos y a lo lejos veo a gente trabajando. Me acerco a ellos, me bajo del caballo, les saludo y me invitan a merendar. Luego prosigo mi viaje y llego a Lisboa. Convenimos en que urge un viaje a una localidad olivarera.

Por lo demás, pereza de fin de año.

Nota: No me ha llamado el Señor por la vía del vicio.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Recomendaciones musicales

Pedro Guerra. Tan cerca de mi (el disco en general)

"Y bailan tus sueños detrás del cristal" (La chica que baila)

"y te echo de menos, de menos, de menos, espacio vacío de mi corazón" (de menos)

Utopía. Tomás Moro

...

-Bellas palabras son éstas -repuso Pedro- Pero yo no pretendo que sirváis a un rey, sino que le proporcionéis una vida plácida.

-Apenas existe diferencia entre servir y esclavizarse - contestó Rafael.

...

Me rindo

Me quedo con el Ubuntu 10.10 y con el Unity. A fin de cuentas, funciona y es más rápido que Windows, así que espero que con las sucesivas actualizaciones la cosa mejore y le pueda poner el dichoso gnome.

Y si no, da igual, porque vendrá el 11.04 y me prometeré que no actualizaré, pero lo actualizaré... en fin, que cuando no se tiene remedio, pues no se tiene remedio.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

En ocasiones veo bits

Pues vuelvo a Windows con el rabo entre las piernas, aunque he luchado como un jabato. Ya no me acordaba lo lentísimo que iba esto y otras muchas cosas...

En fin, el problema ha venido con la actualización a ubuntu network remix 10.10. Escarmenté una vez con el ordenador viejo y como en este caso no ha habido problema, pues allá que fui. Pero el cambio de la interfaz a Unity me ha pillado con el pie cambiado.

Total, que funcionar sí que funciona, pero hay cosas que no me agradan y quisiera volver a gnome, pero un conflicto de dependencias y de paquetes me lo impide, total, que habrá que esperar que los señores de Canonical lo resuelvan.

Por lo demás, la interfaz muy chula y psicodélica.

PD: Nótese que el conflicto señalado entre dependencias y paquetes podría haberse usado con otros fines, pero no lo he hecho...

Lo efímero de la felicidad V

Buena noticia: He conseguido que el escritorio unity funcione y más o menos está todo en su sitio.

Mala noticia: De momento no hay, pero ya aparecerá...

martes, 28 de diciembre de 2010

Lo efímero de la felicidad IV

Buena noticia: Se supone que la instalación es correcta, pero no están los lanzadores a los programas. Detectado el error.

Mala noticia: No tengo ni idea de cómo arreglarlo. Probaremos a lo bestia.

Lo efímero de la felicidad III

Buena noticia: El ubuntu ha arrancado

Mala noticia: No encuentro nada con la nueva interfaz.

Lo efímero de la felicidad II

Buena noticia: He encontrado la receta de las gafas

Mala noticia: El ubuntu se ha quedado pillado en la actualización.

Lo efímero de la felicidad

Buena noticia: He encontrado el talonario de recetas que perdí.

Mala noticia: He perdido la receta de las gafas.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Falsedades

La vista no siempre sirve para leer. Las neuronas no siempre sirven para pensar.
¿qué hacer cuando lo evidente es falso, porque nuestros ojos nos engañan y nuestro discernimiento no nos sirve para comprender?

Lo único que se es que todo es mentira, hasta uno mismo.

Conjetura nº 1

Dada una proposición, ésta se cumple después de haber querido que no se cumpla.

Proverbio árabe

Deja bien cerrada tu ventana si no quieres que entren en tu casa.

Muhammed al-Mihron

De iteuves y otras cosas

ITV pasada hasta dentro de dos años. Nunca se si es un timo o por mi seguridad.

-o-o-o-o-o-o

Tanto ir a comprar y al final nunca se compra nada.

domingo, 26 de diciembre de 2010

Una tarde de Navidad con un Principito XII

—Únicamente los niños saben lo que buscan —dijo el principito. Pierden el tiempo con una muñeca de trapo que viene a ser lo más importante para ellos y si se la quitan, lloran...
—¡Qué suerte tienen! —dijo el guardavía.


—¡Buenos días! —dijo el principito.
—¡Buenos días! —respondió el comerciante.
Era un comerciante de píldoras perfeccionadas que quitan la sed. Se toma una por semana y ya no se sienten ganas de beber.
—¿Por qué vendes eso? —preguntó el principito.
—Porque con esto se economiza mucho tiempo. Según el cálculo hecho por los expertos, se ahorran cincuenta y tres minutos por semana.
—¿Y qué se hace con esos cincuenta y tres minutos?
—Lo que cada uno quiere... "
"Si yo dispusiera de cincuenta y tres minutos —pensó el principito— caminaría suavemente hacia una fuente..."


El Principito. Antoine de Saint Exupery.

En efecto, solo los niños saben lo que quieren, caminar suavemente hacia las fuentes...

Una tarde de Navidad con un Principito XI

¿Qué significa "domesticar"? —volvió a preguntar el
principito.
—Es una cosa ya olvidada —dijo el zorro—, significa "crear vínculos... "
—¿Crear vínculos?
—Efectivamente, verás —dijo el zorro—. Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos y no te necesito para nada. Tampoco tú tienes necesidad de mí y no soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si tú me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo...
—Comienzo a comprender —dijo el principito—. Hay una flor... creo que ella me ha
domesticado...


...


El zorro se calló y miró un buen rato al principito:
—Por favor... domestícame —le dijo.
—Bien quisiera —le respondió el principito pero no tengo mucho tiempo. He de buscar amigos y conocer muchas cosas.
—Sólo se conocen bien las cosas que se domestican —dijo el zorro—. Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Lo compran todo hecho en las tiendas. Y como no hay tiendas donde vendan amigos, los hombres no tienen ya amigos. ¡Si quieres un amigo, domestícame!
—¿Qué debo hacer? —preguntó el principito.
—Debes tener mucha paciencia —respondió el zorro—. Te sentarás al principio un poco lejos de mí, así, en el suelo; yo te miraré con el rabillo del ojo y tú no me dirás nada. El lenguaje es fuente de malos ent endidos. Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca...


El Principito. Antoine de Saint Exupery

Pienso en ti, pienso en mi y me pregunto quién ha domesticado a quien. Quizá haya sido recíproco...
Siendo así, tiene bastante gracia.

Una tarde de Navidad con un Principito X

"¡Qué planeta más raro! —pensó entonces el principito—, es seco, puntiagudo y salado. Y los hombres carecen de imaginación; no hacen más que repetir lo que se les dice... En mi tierra tenía una flor: hablaba siempre la primera... "


El Principito. Antoine de Saint Exupery.

La tele ha dicho hoy de que...

Una tarde de Navidad con un Principito IX

—¿Dónde están los hombres? —prosiguió por fin el principito. Se está un poco solo en el
desierto...
—También se está solo donde los hombres —afirmó la serpiente.


...

El principito atravesó el desierto en el que sólo encontró una flor de tres pétalos, una flor de nada.
-¡Buenos días! —dijo el principito.
—¡Buenos días! —dijo la flor.
—¿Dónde están los hombres? —preguntó cortésmente el principito.
La flor, un día, había visto pasar una caravana.
—¿Los hombres? No existen más que seis o siete, me parece. Los he visto hace ya años y
nunca se sabe dónde encontrarlos. El viento los pasea. Les faltan las raíces. Esto les molesta.
—Adiós —dijo el principito.
—Adiós —dijo la flor.


El Principito. Antoine de Saint Exupery.

Somos un desierto, somos islas en el océano. Nos faltan raíces, nos lleva el viento...
¿Por qué extraña razón todavía no nos hemos extinguido?

Una tarde de Navidad con un Principito VIII

Cuando uno quiere dárselas de ingenioso, ocurre que miente un poco.

El Principito. Antoine de Saint Exupery.

Si fuera eso solo...

Una tarde de Navidad con un Principito VIII

Cuando uno quiere dárselas de ingenioso, ocurre que miente un poco.

Antoine de Saint Exupery.

Si fuera eso solo...

Una tarde de Navidad con un Principito VII

Mientras el principito proseguía su viaje, se iba diciendo para sí: "Este sería despreciado por los otros, por el rey, por el vanidoso, por el bebedor, por el hombre de negocios. Y, sin embargo, es el único que no me parece ridículo, quizás porque se ocupa de otra cosa y no de sí mismo.

El Principito. Antoine de Saint Exupery.

No hay cosa que llene más el alma que abandonarse.

Una tarde de Navidad con un Principito VI

Cuento estrellas que nadie posee para quedármelas, porque nadie lo ha pensado primero.
Podría pensar en docentes de ciertas ciudades, es lo primero que se me viene a la mente...

Una tarde de Navidad con un Principito V

—Si yo le diera a un general la orden de volar de flor en flor como una mariposa, o de escribir una tragedia, o de transformarse en ave marina y el general no ejecutase la orden recibida ¿de quién sería la culpa, mía o de él?
—La culpa sería de usted —le dijo el principito con firmeza.
—Exactamente. Sólo hay que pedir a cada uno, lo que cada uno puede dar —continuó el rey. La autoridad se apoya antes que nada en la razón. Si ordenas a tu pueblo que se tire al mar, el pueblo hará la revolución. Yo tengo derecho a exigir obediencia, porque mis órdenes son razonables.

—Ya no tengo nada que hacer aquí —le dijo al rey—. Me voy.
—No partas —le respondió el rey que se sentía muy orgulloso de tener un súbdito—, no te vayas y te hago ministro.
—¿Ministro de qué?
—¡De... de justicia!
—¡Pero si aquí no hay nadie a quien juzgar!
....
—Te juzgarás a ti mismo —le respondió el rey—. Es lo más difícil. Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo, que juzgar a los otros. Si consigues juzgarte rectamente es que eres un verdadero sabio.
—Yo puedo juzgarme a mí mismo en cualquier parte y no tengo necesidad de vivir aquí.


El Principito. Antoine de Saint Exupery.

Una orden razonable, juzgarse a si mismo
Será necesario que soporte dos o tres orugas, si quiero conocer las mariposas; creo que sonmuy hermosas. Si no ¿quién vendrá a visitarme? Tú estarás muy lejos. En cuanto a las fieras, no las
temo: yo tengo mis garras.
Y le mostraba ingenuamente sus cuatro espinas. Luego añadió:
—Y no prolongues más tu despedida. Puesto que has decidido partir, vete de una vez.
La flor no quería que la viese llorar: era tan orgullosa...


El Principito. Antoine de Saint Exupery.

Y no tengo nada más que añadir...

Una tarde de Navidad con un Principito IV

"¡No supe comprender nada entonces! Debí juzgarla por sus actos y no por sus palabras. ¡La flor perfumaba e iluminaba mi vida y jamás debí huir de allí! ¡No supe adivinar la ternura que ocultaban sus pobres astucias! ¡Son tan contradictorias las flores! Pero yo era demasiado joven para saber amarla"

El Principito. Antoine de Saint Exupery

Cuántas veces nos iluminan la vida y preferimos la oscuridad...
Cuántas veces somos demasiado jóvenes para amar a los demás...

Una tarde de Navidad con un Principito III

"La noche había caído. Yo había soltado las herramientas y ya no importaban nada el martillo, el perno, la sed y la muerte. ¡Había en una estrella, en un planeta, el mío, la Tierra, un principito a quien consolar! Lo tomé en mis brazos y lo mecí diciéndole: "la flor que tú quieres no corre peligro... te dibujaré un bozal para tu cordero y una armadura para la flor...te...". No sabía qué decirle, cómo consolarle y hacer que tuviera nuevamente confianza en mí; me sentía torpe. ¡Es tan misterioso el país de las
lágrimas!
"

El Principito. Antoine de Saint Exupery

¿Cómo evitamos que las flores se marchiten? ¿Cómo evitamos protegemos las cosas bellas?
¿Cómo salimos del país de las lágrimas?

sábado, 25 de diciembre de 2010

Una tarde de Navidad con un Principito II

Y como no sabía dibujar un cordero, pinté una caja con uno dentro, justo el que quería.

Ojalá supiera yo dibujar cajas que tengan dentro las cosas que yo quiero pero, ¿como metes un sentimiento en una caja?

Una tarde de Navidad con un Principito I

¿Por qué va a dar miedo un sombrero?


Supongamos que si...

Lo malo de hacernos mayores es que necesitamos explicaciones.

Y por mucho que queramos no ver un sombrero, somos tan ciegos que no vemos más que un sombrero

Ah, el dulce ajetreo de la navidad...

Comprar, comprar, comprar... y a veces, pagar.

Nochebuena V

Bonito villancico

http://www.youtube.com/watch?v=nkdC1ukeBHk

viernes, 24 de diciembre de 2010

Nochebuena IV

Esparadrapo hipoalergénico de tejido sin tejer.

Ya llegan los mensajitos, ya llegan los mensajitos, caminito de Belén, ole ola ole...

Nochebuena III

Te estoy muy agradecido, por muchos motivos. A pesar de que dices ser vietnamita, el acento lo disimulas muy bien, como muchas otras cosas. Como consejero, maestro y casi líder espiritual aprendo muchas cosas de ti, algunas incluso buenas. Somos Fred Astaire y Ginger Roberts, pero bailando mal y sin suelas en los zapatos. Pero ahí estamos, pegando carteles sin cabeza, bebiendo cerveza de postre y con nuestras penas a cuestas, como si fuéramos caracoles nada sexis, porque nosotros lo valemos y no necesitamos que nadie nos lo diga.

En esta noche tan puñetera, en este día tan blanco y no precisamente por la nieve, ni por el mármol, te mando un abrazo inmenso. Seguro que lo sientes.

No es el frío lo que hace que el vello te se ponga de punta, es el saber el cariño que te tenemos todos los que te queremos.

Nochebuena II

-Felíz Navidad

-Lo mismo te digo

Y sigue así la cosa...

Nochebuena I

Cocina a tope. Salta el automático. Ordenador que se fastidia. Vuelta a empezar.

El mismo disco de villancicos de todos los años. Los cantantes, con suerte, deben estar en geriátricos. Espero que el de la nochebuena gitana este año no aparezca, porque voy directamente al juzgado de guardia.

Decido no encender el brasero. Total, no se donde tengo mas frío, si en los pies o en el corazón.

Hace dos años...

Al acabar el año 31 de Dic de 2008, a las 20:06

Hola a todos.

Ya ha pasado otro año. Para mi ha sido un año muy intenso, con momentos muy felices, pero también muy tristes. A veces echas la vista atrás y no te das cuenta de cómo va cambiando todo, tan despacio, como hace un año no dabas importancia a cosas que ahora si la tienen. Y al revés.

A veces nos ocurre que estamos tan ocupados en el día a día que no nos damos cuenta de lo realmente importante. O a veces sí, pero el tiempo tiene que hacer su trabajo. Hay cosas que son inevitables. Te fuiste y yo me quedé aquí.

Espero que algún día, en ese lugar donde me encontraré con toda mi buena gente, te veré allí, sentado en tu sillón y con un gato cerca. Como siempre viviste. Y me preguntarás qué he hecho hoy, y me dirás qué te tengo que hacer para tí. Y me preguntarás por cuánto ha perdido el Granada. Y tantas otras cosas...

Te echo de menos.

PD: Felíz Año Nuevo a todos. Que el 2009 os traiga la carrera que quereis. Y que 2014 os traiga el título, claro.

Y ojalá que todavía os acordeis de mi y lo celebremos juntos

Reflexiones en el supermercado

Hoy ha quedado empíricamente demostrado que la caja rápida de un supermercado es la que va más despacio, lo que me ha permitido hablar con unas simpáticas ancianitas que se habían comprado la cena de nochebuena.

No hay día de nochebuena que no me tenga que pasar por el corte inglés.

Comienzo

Para empezar la navidad, nada como una visita al doctor. Afortunadamente, mucho escándalo pero poca importancia

jueves, 23 de diciembre de 2010

Exteriores

Nada como observadores ajenos que te tiren de la oreja de vez en cuando, aunque no vean la otra ladera de la montaña.

En el fondo merecería estar...

Dos sobre lo mismo

Qué bonito.

-o-o-o-o-

Tu sigue así y ya verás.

Conversaciones y sus resacas

Si tengo que poner en limpio todo lo que he hablado hoy, necesito una Navidad, por lo menos.
Mañana me pongo a ello, previo reposo almohadero.

Contracorriente

Mientras todo el mundo baila, nada mejor que una buena conversación y análisis.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Evaluaciones

Las he acabado. Y no he sentido nada. Mira que si me estoy volviendo insensible...

Homenaje a mi abuela o hablando de virtudes teologales

Acuéstate ya que mañana no te levanta ni la Caridad.

Reflexiones tras una cena

Hoy estoy más torpe con el esparadrapo y la gasa. La hora, supongo.

-o-o-o-o-o-

Cuando se es cabezón no hay manera de arreglar las cosas.

-o-o-o-o-o-

Un día de estos lo mando todo a la y me cambio de trabajo. Justo ahora que me había decidido a comprar piso.

-o-o-o-o-o-

Es bueno variar de vez en cuando. Eso es justo lo que necesito

Posibilidades posibles

Me faltan unas horas para ser rico

martes, 21 de diciembre de 2010

Mañana de diciembre

Llueve con fuerza ahí fuera, hace algo de viento. Acabo de corregir algo que no sirve para nada.

Haendel suena en los altavoces.

Futura Navidad.

lunes, 20 de diciembre de 2010

La TDT, qué gran invento

Con tanto canal no hay más remedio que repescar series antiguas. Lo ideal sería llegar a tiempo para verlas, o acordarse de a qué hora las ponen...

Curando las heridas, literalmente

Hoy me he enfrentado a mi herida más reciente. Ya era hora. Con sorprendente poco dolor he retirado el esparadrapo, o esparatrapo que decía una amiga. Ducha evitando jabón y secar bien, tal como me dijo el médico B ¿o fue el médico A? Bueno, lo importante es que no me lo he inventado. Una vez seco, me enfrento al botellón de betadine, las gasas y el esparadrapo antidolordepelos que me compré hoy. Regada generosa con betadine a la gasa y, con la misma, a la espalda. Me inclino y no se cae. En un ejercicio de malabarismo del que todavía me estoy reponiendo corto el esparadrapo antidolordepelos y lo pego en la gasa y en la espalda. Ajustado sobre la herida a la primera.

Soy un as de la enfermería.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Canciones para una lluviosa noche de domingo

Y para completar la terna y por petición popular...

Canciones para una lluviosa tarde de domingo

Es lo que pide el público

Por hablar...

¿No querías niebla? Toma dos tazas.

Presuntas Versiones Inacabadas

Tras mucho pensar, tu y yo no somos más que una canción, un sentimiento.

Solo somos dos extraños haciéndonos compañía, dos extraños concediéndonos deseos como dos enamorados.

Que vaciaron sus manos de dolores y agonías y de afecto las llenaron.

Calmaste mi calor con tu frío, tu sed con mi agua.

La noche llegó y el pensamiento nos unió.

Que habrá tras tu mirada,
que tanto oculta y tanta calma da.

Vuelve a tu cuarto a pensar
que al pensar descubrirás
lo que somos en verdad
aunque en el fondo no lo aceptarás.

La mañana vendrá
y todo recordaremos
volveremos a empezar
y ya nunca nos separaremos.

La flor de tu balcón
sembraste en la mañana
fingiendo que fingías
que me odiabas...

No prometimos locuras
pero las cumpliremos...


Canciones para una lluviosa mañana de domingo

sábado, 18 de diciembre de 2010

Interrogantes

Tras el visionado del gran filme "Todo es posible en Granada" me asaltan dos interrogantes.

Uno: ¿Encuentran el tesoro?

Dos: ¿Se casan o se amanceban?

Comenten y debatimos...

De maestros y alumnos

Por muy aventajado que sea un alumno, nunca superará al profesor...

Ectoplasmas o tarde de televisión

Cine de barrio accidentalmente en la tele. ¿C. S. se parodia a si misma o es que está más mayor de lo que parece...?

Dios, qué susto...

-o-o-o-o-o-o-o-

¿Diferencia entre televisión en abierto y televisión de pago? No se me ocurre, pero coinciden en que nunca hay nada que ver.

-o-o-o-o-o-o-o-

Qué asco que me da telecinco

Responsabilidades del asesor

No hay nada más complejo que dar consejos, sobre todo cuando se es un niñato como yo.

No hay nada más difícil cuando hay que dar ánimos, sobre todo cuando no se sabe nada, como yo.

Meteduras de pata

Cuando te dicen A, te lo crees y resulta ser B se puede hacer el ridículo. Con lo cual hay que dejar de fiarse de lo que no se ve cuando te lo cuentan. Incluso también de lo que se ve cuando uno lo ve...

Camino inverso

... salgo del mundo bicolor a la realidad. Un tanto entumecido observo a los futuros pacientes. Ya somos de mundos distintos.
Me visto con cierta dificultad, no olvido nada y recorro el pasillo luminoso que me devuelve a la vida cotidiana. Saludo a mis acompañantes con una sonrisa, salimos buscando la brisa del mar entre los invernaderos y la seguridad de mi coche, que tanta vida ha compartido conmigo. Arrancamos y buscamos un lugar donde relajarnos.

Suena el teléfono. Ha sido niño.

...es grande...

...señala el médico B. Pido ver el hijo de mis entrañas, pero mi miopía no me permite apreciarlo bien. Ahí está, entre croqueta y pelota de ping-pong, sujeto por una pinza. Se irá lejos de mi a ser estudiado y siento algo de pena por perderlo. Apenas me molestaba. Y surge el agravio comparativo. Otros, siendo peores, no han recibido el mismo trato.

Soy cosido como un pavo asado en Navidad. Me indican que me levante. Estoy mareado, no se si por la anestesia o por la postura. Quizá por ambas cosas. Una hoja con el tratamiento y amablemente me indican la salida. Me siento parte de un engranaje, como un coche recién salido del montaje...

Soledad azul y verde

... donde no se permiten objetos metálicos. Me señalan una cama pequeña y blanca, cómoda pero no mucho, donde me indican que me tumbe. Me pregunta que qué hay que hacerme, supongo que en un inocente sentido. Hago lo que me indican, debo ser bueno. Me tapan con una manta refrigerada y noto que escriben en mi. Siento pinchazos diminutos y dolorosos, que me hacen recordar pero que me vuelven indoloro. Supongo que debe ser ficción porque en la realidad sucede al revés. Noto un corte pero no lo siento. Siento presión, pero no siento nada. Ante la seriedad de un cuerpo tumbado en la sala de operaciones suena de fondo la radio y conversaciones alternadas, pasando del las tarjetas de embarque a la forma de coserme...

Compañeros de quirófano

La sala es bastante cutre y reina el silencio. Miradas furtivas, intentando diferenciar entre acompañantes y pacientes. Se abre una puerta y se escuchan tres nombres. En soledad triple pasas la puerta camino de un mundo aséptico. Taquillas azules, batas verdes. Hablamos de por qué estamos allí. Algunos casos graves, otros leves y otros rutinarios. De nuevo se abre la puerta y la terna inicial se separa. Silencios, conversaciones nerviosas, risas... De nuevo se abre la puerta y la cara es más que nunca el espejo del alma, incluso más. Un nuevo nombre más, una incertidumbre más. Intercambio de enfermedades con otro paciente, que ya es perro viejo en estas lides. Y de nuevo la puerta que se abre, entrando a un mundo azul y verde...

viernes, 17 de diciembre de 2010

Carta a un quiste

No sé cómo llegaste a mi vida, pero hoy te has ido. No has sido como otros, que lo único que han hecho ha sido fastidiar. Tu no, tu has estado siempre ahí, en silencio, apoyándome.

Es cierto que nos veíamos más bien poco, más que nada porque estabas en mi espalda y apenas hablábamos, pero sabíamos a ciencia cierta que nuestros destinos estaban unidos.

Pero hoy te has hecho mayor y he comprendido que debíamos seguir caminos separados. Por eso hoy me has dejado.

Sabes que siempre te recordaré.

Un abrazo allá donde estés...

Depresión post-parto

He tenido un lindo quiste de grasa.

De lo que se entera uno

Pues dicen mis espías paraguayos y exmujeres varias que soy un estúpido. Y lo más probable es que tengan razón...

jueves, 16 de diciembre de 2010

Desgracias

Mira que venir a un hotel con canal plus y no ver ni un triste indicativo...



Aunque yo me quedo con este

Viajes nocturnos

El inquietante reflejo de la luna en las placas solares...

Amén

15/12/2010 (10:46) Y al contrario

Nada acaba gustando tanto como lo que en principio no te gustaba nada.
Y, por supuesto, al revés: un libro, una persona, un lugar, una idea.

www.ignaciocarrion.com

El día del pre-bulto

Pues la verdad es que no estoy nervioso.

El caso es no estudiar para los exámenes.

Así se podría empezar una canción

Vanidad, que bonito nombre tienes...

De la XL a la L

Digan lo que digan, el envoltorio siempre llama la atención.

Las fotos que traidoras que son... por no hablar de...

Alfareros

Barro en nuestras manos. Según cómo lo moldeemos quedará. El que es malo, automáticamente lo desechamos. El que es bueno a veces lo maleamos porque no sabemos reconocerlo, porque lo mezclamos o por mil tonterías más. El de calidad superior siempre se reconoce.

Barro en nuestras manos. No lo parece, pero es una gran responsabilidad ser alfarero, al menos algunas veces.

Cosas que no me gustan

Ver gente llorar

Peticiones

Urge crear un gabinete de asesoramiento para las fotos de perfil de las redes sociales.
O una bolsa de papel virtual...

Una promesa que quizá cumpla. O no.

Si un día abriera mi boca, o mejor dicho, aporreara el teclado con mis torpes manos y contara lo que bulle por mi atribulada mente quizá te horrorizaría lo que descubrieras, como cuando te acercas a un precipicio infinito. O quizá te sorprenderías porque ese precipicio se convertiría en espejo, pero no verías tu reflejo. Tan solo líneas irregulares que lo rompen.

Popurrí antes de irse a dormir II

Quien iba a pensar que el despecho fuera tan productivo.

-o-o-o-o-o-o-

Mejoría. La práctica hace maestros.

-o-o-o-o-o-o-

Se hacen apuestas. Me veo anestesiado en el Carrefour. 5 euros.

-o-o-o-o-o-o-

Evaluaciones, mantecados y profesor goloso, peligrosa combinación.

-o-o-o-o-o-o-

Urgen fichajes lejanos. ¿Llegarán allí las autovías?

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Popurrí antes de irse a dormir

Entre el ajetreo cotidiano de esta época y las miles de cosas que tengo que hacer, se agradece el silencio de tus palabras.

-o-o-o-o-o-o-

No pensaba que guardaras tanto rencor. Primero, te perjudica. Segundo, te hace quedar mal. Aunque es propio de tu condición. Bueno, de las dos...

-o-o-o-o-o-o-

Aunque pudiera tener motivos para enfadarme no lo voy a hacer. El mundo, afortunadamente, no gira a mi alrededor. Ni me obedecería aunque yo mandara.

-o-o-o-o-o-o-

Víspera de un examen oral en el que no sé lo que voy a decir. Tampoco me importa.

Cosas de las que se da uno cuenta con la tontería...

Y yo perdiendo tiempo _____, con lo que mola la gente de los blogs...

Enseñanzas de mi Tío Paco

No te puedes imaginar la risa que me da cuando me río.

Nuevo examen

La importancia de la carabina en el siglo XXI. [2 puntos, bueno, mejor 3]

El alumnado que asusta. Métodos de defensa. [2 puntos]

¿Realmente las P.P. mandan mucho? Distintas tendencias de pensamiento. [2 puntos]

El suspenso que sobreviene. ¿Putada o innovación pedagógica? [3 puntos]

Examen

Diferencia entre Pack y Kit. Aplicaciones. [2 puntos]

La justificación de la falta en secundaria y bachillerato. ¿Es equivalente a la erótica del poder? [2 puntos]

La necesidad de visitar Carrefures de ciudades ajenas habiendo uno en la propia y que nunca se visita. [2 puntos]

Vida social en la sala de profesores. ¿Se pueden corregir exámenes endemientras? [2 puntos]

El arte de hacer hora cuando se tiene hambre. [1 punto]

La insoportable levedad del alumno de segundo de bachillerato [1 punto]

Pregunta pasa subir nota: ¿Es posible resolver el cubo de Rubik sin entrar en ignición?

Lluvia

Empezaba a llover cuando llamé a la puerta de tu casa. Casi le doy el ramo a tu padre, que me miró con esos gestos con los que miran los padres a los que vienen a llevarse a sus hijas. Con tu maquillaje invisible me cautivaste una vez mas. Nunca necesitaste nada más que tu cara para enamorarme. Preguntaste dónde ir y te llevé donde me pediste. Mientras caminábamos mi corazón se abrazaba al tuyo. Nos miramos con esa expresión que es sólo para nosotros. Nos paramos mientras el mundo seguía con su vida, sin saber que eran los demás los que se movían...

martes, 14 de diciembre de 2010

Soledad II

Soledad es acurrucarte en el sofá a dormir la siesta, despertar y mirar alrededor. Ver objetos inanimados, inertes. Objetos que lucen o parpadean. Y no tener gana de levantarse a hacer nada, porque en el fondo nada tiene sentido.

Soledad es pensar sin fin en el pasado, sin querer que vuelva a pasar, pero sin vivir lo que queda.

Soledad, gracias por acompañarme...

Soledad

Guía práctica de conjugación

Tercera persona de indicativo del verbo volver: vuerbe

Preguntas preguntables

¿Denuncio lo que es evidente o me callo y vivimos todos felices en la mentira?

Posibles futuras declaraciones de intenciones

Un día declararé este blog libre de ironía.

Verdades Intrínsecas

No hay nada más cierto que afirmar lo que se afirma y luego que algo pase y lo desafirme. Lo que es nuevo es que insista, antes a la primera me rendía.

Preguntas existenciales una hora y media antes de un examen

¿Y si en el fondo me hubiera equivocado y esta prórroga no es más que un sufrimiento?

¿Quizá debiera empezar de nuevo? En el fondo, ¿no es lo que más me gusta? Está claro que disfrutar de los logros no es algo hecho para mí.

¿Y si después de tanto sufrir por ti, llorar por ti, quererte a ti... resulta que me olvido de ti? ¿Sería constitutivo de bofetada en la cara o simple gilipollez intrínseca?

¿Por qué estas preguntas siempre antes de los exámenes?

Perdiendo el tiempo

Se supone que debería estar haciendo cosas serias, pero me dedico a hacer consumo mínimo. Si es que en el fondo no tengo remedio...

Me acuerdo de la señorita Pepita.

Me acuerdo de la señorita Pepita. Me acuerdo de los signos escritos en rojo. Me acuerdo de por qué me discriminó al resolver ecuaciones con fracciones. Me acuerdo de la línea 12. Me acuerdo de lo fresca que fue en algunas ocasiones. Me acuerdo de una defensa que nunca pedí y de un ataque que siempre me esperaba. Me acuerdo del mal ojo que tengo.

Casi mejor que no acordarse...

Autobuses

Salida mañanera doble hacia el autobus de la conciliación. Peggy y Gustava preguntan si los niños han venido solos. La primera en la frente.
Un señor nos advierte, a modo de Can Cerbero, de dónde vamos a entrar y de la importancia que tiene. Ese señor se apresta a ayudarnos cuando lo necesitemos, pero luego desaparece para no volver jamás y una señora empieza a pontificar sobre lo malos que son los hombres y la humanidad macha en general. Mis deseos, ya de por sí subterráneos, se esfuman. Cada día quiero más a mis extremidades. Tras hablarnos de que se busca el equilibrio en la balanza, cosa que yo como alma sencilla y de pueblo llano me creo totalmente, sigue poniendo ejemplos algo sesgados.
Descubro la palabra hembrista. No se cómo he podido vivir sin ella.
Un flash inunda la sala. Las múltiples leyes locales, automónicas, nacionales, internacionales e intergalácticas sobre la protección a menores a tomar viento en apenas unos segundos.
Sigue el pontificado, pero camuflado de encuesta en una pantalla plana. Se nos recuerda lo afortunados que hemos sido al recibir la visita de tan distinguido autobus y de las miles de personas que se han quedado sin él. Todos lloramos abrazados.
Y así finaliza el día.

oO

Lo importante no es el acto en sí, sino el cigarrillo de después

lunes, 13 de diciembre de 2010

Oficios

O cada día soy peor alfarero, o el barro aguanta cada vez menos.
Claro, que también pueden ser las dos cosas a la vez.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Doble moral

Por mucho que te arrodilles tus actos te delatan. Por mucho que te inclines no consigues disimular tu maldad. Por mucho que comulgues no vas a ir al cielo. Porque en el fondo te remuerde la conciencia, tus actos egoístas del pasado. Alrededor tuya solo hay hienas que buscan tus despojos, que tragan con todas tus soberbias por las migajas que te sobran de lo que has saqueado.
Deja de intentarlo, no nos engañas. Ya no.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Pre-destino

¿Acaso sabe la naranja de zumo que es naranja de zumo?
¿Y la patata para freír sabe que es distinta de la patata para cocer?
¿Existe la escuela de la fruta? ¿Habrá PGD en ellas?

jueves, 9 de diciembre de 2010

Cuerdas

Las cuerdas se enredan y desenredan en los diversos tiempos que nos ocurren. Hay cuerdas que no se enredan al principio, pero traviesas manos las van juntando, tejiendo una trenza que a veces es truncada bruscamente o separadas por las mismas manos que las juntaron.
Hay cuerdas paralelas que nunca jamás se encontrarán, pero que se miran de forma desafiante algunas veces o curiosa otras. En ocasiones es mejor así, algunas veces es una pena.
Hay cuerdas largas, cortas, retorcidas, delgadas, resistentes, cada una compuesta por miles de fibras más pequeñas.
Cuerdas a fin de cuentas.

Cosas que pasan

Una autoridad inferior no debe legitimar una superior.

Es estúpido que una vía telemática no sirva y otra vía telemática si.

Se busca persona que quiera hablar en inglés, para practicar. Se ofrece buena conversación, aunque lo que quiera decir esté mal.

No me pongas la cabeza loca con los detalles, haz lo que tengas que hacer.

Escribiría una cosa, peo fijo que la lío si lo hago.

Viajes

El último del año. No recuerdo haberme movido tanto en mi vida, y eso que fui profesor en un politécnico de cigarrillo rubio a las ocho de la mañana.

Me ha faltado algo. Madrid me ha dejado algo incompleto, y no acierto a saber qué es. Supongo que fue por una mañana traumática hace quince años. Lo seguiré pensando.

Dos manos y una vida

Lo que dan de si dos manos en el cercanías

martes, 7 de diciembre de 2010

Ironías museisticas

Lo malo no es que te fusilen el dos de mayo, sino que efe uve palote palote te esté mirando mientras piensa cómo se va a cepillar a la Pepa...

lunes, 6 de diciembre de 2010

Erroneidades II

Pues para mí que la Cibeles era más grande...

Estaciones IV

Estaciones III

De gepeeses y otras cosas

Aun cuando creas que la línea recta es el camino más corto, no siempre es el más conveniente ni, por tomarlo, vas a llegar antes.

Con los rodeos se disfruta del paisaje.

Y no por mucho insistir el gps te llevará por donde quieras...

Emergencias

Una lentilla asesina entre el Atocha y el Prado.

Me gustan más las gafas, son mas fieles...

Estaciones II

Estaciones I

Erroneidades

Y que yo pensaba que Madrid no tenía cuestas...

domingo, 5 de diciembre de 2010

Incapacidades

Lo reconozco. El monomando y yo no nos entendemos...

Primer día

Frío polar. Ni siquiera me estorba el gorro, y eso que me parezco algo ridículo. Paseo y cercanías. Alguien pide con la eficiencia e impersonalidad propia de una gran ciudad. Descubro que Madrid y la ironía no simpatizan.

Llegamos al km cero, que es una especie de estrella de cine pegada al asfalto. Gente que parece no ser de aquí pasea embutida en sus abrigos, con la lentitud propia del turista ocioso, unida a gente que parece ser de aquí que diríase que corre a apagar un fuego, y eso que es sábado.

La gente de aquí es sofisticada, lo sabe y además lo ejerce con una naturalidad pasmosa.

Visitamos monumentos más o menos interesantes, escenario de hechos de nuestra historia reciente. Paseamos por calles mas o menos famosas, en muchos sentidos.

Miro a todas partes. Todo parece distinto a lo que estoy acostumbrado. No sé dónde estoy, cosa que me desconcierta.

Museo. Amigos en mi cabeza que toman cuerpo. Nada mejor para una tarde de invierno.

Cercanías y vuelta a casa.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Viaje

Seiscientos kilómetros, seis horas, un poleo y pocos grados.

Llegamos a la capital de las capitales. Bueno, casi. Ocho megas la delatan.

Frío y guerra. Culebrón aeroportuario. Obviamente, no pasa nada.

Me van a militarizar el blog. A ver si hay suerte y me meten en la cárcel. Por sedicioso...

jueves, 2 de diciembre de 2010

La navaja de Ockham

La explicación más sencilla es la más probable.

Pero es que mi explicación no es probable. Ni sencilla...

Lecciones

Siempre me equivoco al elegir. Qué se le va a hacer.

PD: Y además me prometo que voy a recordar cosas para escribir pero que nunca recuerdo.

Hora libre

Veo el mundo por mi pantalla, busco cosas que no necesito. Corregiría exámenes, pero hoy la falsa democracia me ha invadido. Me siento extraño ante un teclado que es como el mío pero que no es el mío. La sirena me avisará y volveré a la lucha. A contar lo que ya he contado, pero que nadie entiende porque no les interesa. Ojalá pudiera hacer lo mismo yo. Pero para eso ya no hay tiempo.

Avanzo inexorable hacia un fin... pero no se exactamente cual.

El viento sopla.

Una mañana menos, una vida mas...

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Sobrantes

Hoy me enteré de que soy un sobrante, que no sobrero, que también. Desconozco como te puede disgustar un abrigo que ni siquiera te has probado, un paisaje que nunca has visto, un plato que no has probado.

Lamento que no tengas curiosidad por explorar lo que tienes a tu alrededor. Quizá sea la tierra, que impide que se muevan tus pies. Si yo te contara lo que mi curiosidad me ha provocado te horrorizarías. Claro que somos distintos y lo que para ti es un error para mi ha sido una de las mejores cosas que me han pasado. A pesar de todo. A pesar de que no ha sido fácil. Y no lo es ni lo será.

No entiendo como la rotundidad de las afirmaciones que se hacen sin conocimiento. Como decía mi tío, la ignorancia es muy atrevida.

martes, 30 de noviembre de 2010

Igualdades

No pretendas que haga lo que tu no haces. ¿O es que estabas disimulando?

No es lenguaje, aunque lo parezca

Me resulta bastante desagradable tanto ser objeto como ser sujeto, aunque puestos a elegir, prefiero objeto.

Dos orillas

Imaginemos que transcurre la vida cerca de un río con dos orillas. El río no es ancho, ni profundo, pero tampoco es estrecho ni con poco cauce. Es un río. Sin más.
En una orilla se es paciente. En esta orilla se sufre porque se es ignorado, utilizado como objeto, despreciado en muchos aspectos. Se tienen falsas esperanzas, los sueños nunca se cumplen, la vida parece no tener sentido. A veces sale un falso sol, que no ilumina ni calienta. Incluso te roba la energía, te absorbe. Te arrastras por los caminos esperando llegar a algún sitio, pero siempre se dan vueltas al mismo lugar. Flechas te apuntan, la suciedad te envuelve. La lástima te persigue, la lástima mas infame, aquella que aparece cuando realmente nos compadecemos pero que en el fondo lo que nuestro corazón piensa es en eliminar el objeto de esa lástima. Cuando se tiene la sensación de ser lo último. La gente, bien vestida, elegante e hipócrita se acerca a ti, te da unas monedas, unas migajas. Te visten pomposamente, te dan de comer y luego te exhiben como un muñeco, como una atracción de feria, como si fueras lo que en realidad eres, un payaso del que burlarse, un animal al que tirar unos pitracos, un objeto a su disposición. Pero siempre existe la posibilidad de coger un barquito, una lancha, apenas una cáscara de almendra en la inmensidad de ese río tan pequeño que separa las orillas y cambiar de bando. Sería horrible si no existiera esa posibilidad. Quizá sea un regalo de los Dioses que, a fin de cuentas, tampoco son tan malos aunque sí unos maestros de la ironía. Como si lo segundo fuera a veces mejor que lo primero.

Y cuando por fin cruzas el río, llegas a la otra orilla. Todo lo anterior ha desaparecido. Se pasa de la humillación a la exaltación, de la verguenza al orgullo, de la ignorancia a la idolatría. Y entonces aparece un sentimiento de inseguridad, de indecisión, de no saber si realmente se merece todas las atenciones que se reciben. Intentas corresponder, pero no sabes si esa correspondencia está realmente siendo bien entendida. No se sabe si, al cruzar el río, te ha envuelto una niebla que te ha convertido en aquello de lo que huyes y te hace sufrir, en una especie de dios venido a menos, en un ser despreciable que de tanto recibir dolor se ha convertido en una máquina destructora, en un fuego que arrasa, en riada que todo lo llena de barro. Y entonces comienza la pasión, la tortura interior. Esos mismos sentimientos que antes se manifestaban desde fuera nacen desde dentro. Intentas huír de los que te adulan, pero es imposible porque te encuentran siempre. Y entonces echas a correr, pero cuanto más corres más te persiguen. Cambias de estrategia y empiezas a esconderte, pero siempre están al acecho y te encuentra. Decides dejar de huir y volver a tu estatus de semi-dios. Pero algo en tu interior te dice que no lo estás haciendo bien. Y es en ese momento cuando no sabes qué hacer. Tu cabeza empieza a doler, cada vez más. Las pastillas no te calman, el sueño no te calma. Las noches se hacen interminables, los días, insoportables. Sientes cada vez más peso en tu espalda, tus piernas. Añoras ser objeto, pero de nuevo el mismo monosílabo que te atormentaba, esa sutil impresión, esa frase nunca dicha que te clavava un puñal en el alma hace que ese dolor que entraba en ti salga disparado en todas direcciones.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Cosas que deberían ser pecado

Nadar en una piscina climatizada mientras fuera hace un frío que pela.

Reflexiones sobre el traste

El Madrid-Barça en media hora y yo con la cejilla sin poner...

Molésteme la disculpa VI

Unos que no se han enterado de por qué se usa un bañador

domingo, 28 de noviembre de 2010

Noche de domingo

Fiesta de la democracia, humildad, homenaje, pensamos en vosotros, no os vamos a decepcionar, desde mañana nos ponemos a trabajar, esto abre un amplio debate para nosotros, debemos reflexionar sobre lo que hemos hecho...

De entre toda esta jerga falsa e hipócrita, me quedo con una palabra, escrutinio...

Recomendaciones

Si quieren pasar un buen rato, les aconsejo que visiten www.entescultor.com

Armas

Después de todo y salvando las distancias, que las hay y muchas, me he dado cuenta de que mi única arma es la palabra, con todas las ventajas e inconvenientes que ello acarrea.

Preguntas sin mala intención...

... y títulos sin ironía.

Me dicen que debo empezar a vivir mi vida. ¿Y eso cómo se hace?

Un pensamiento

Después de hacerme fuerte, no tengo más remedio que reconocer mi debilidad. Me engaño a sabiendas de que vivo en una mentira, pero es lo que hay. Juegas con el ajedrez de los sentimientos ajenos, quiero pensar que desconociendo las piezas que manejan y la importancia que tienen. Sería demasiado cruel que lo hicieras a sabiendas, pero en cierto modo no me fío de ti.

Juegas a la lejanía y te acercas cuando te conviene, pero nunca llegas a tocarme. Sabes que soy una batalla ganada de antemano y no piensas luchar, porque además de inútil no tiene sentido.

Y yo sigo engañándome, pero no por mucho tiempo. A fin de cuentas, hay ciertas cosas que de antemano están proscritas.

Y soy más fuerte que tú.

A lo lejos

Un baño en la mañana

Una cancioncilla para alegrar el corazón II

viernes, 26 de noviembre de 2010

Descompasado

Diríase que a veces las cosas pasan cuando no nos conviene. Y siempre son cosas buenas, lo que te hace que te duela aún más. Pero la vida es caprichosa y pone las cosas en un orden que parece aleatorio pero que, si al final de nuestra vida echamos la vista atrás, vemos que ha sido el orden justo y necesario, el que tenía que ser. Porque las cosas no ocurren porque sí, o al menos eso parece.

De lo anterior se deduce que lo que me viene atormentando desde hace tiempo ha tenido que ocurrir ahora, no antes ni después. No creo que me vuelva a ocurrir, aunque es altamente probable. Espero para entonces haber aprendido, cosa que por supuesto no voy a hacer, porque no sería yo.

Pero la misma pregunta flota en el aire. Y habrá que esperar para responderla. Jaque mate.

Tendría mala sombra

No dejaría de ser curioso que después de tantas lágrimas, tantas preocupaciones, tanto cariño, tantas noches sin dormir todo quedara en nada. Y, encima, por la parte que menos se espera. Porque no me extrañaría nada que pasara. En tal caso, a la horca con el responsable...

Presencias y ausencias

Me sorprenden determinadas ausencias. Y me inquietan determinadas presencias. Y cuando las juntas con una mente nada inocente como la mía cualquier cosa se puede pensar...

Aniversarios

12 años de carnet de conducir

jueves, 25 de noviembre de 2010

Creencias

Ni te creo cuando me quieres ni te creo cuando me odias.

Y cuando quieres ser indiferente con mala intención despiertas mi raciocinio y por ahí te escapas.

Tengo que trabajar eso.

Dobleces

Me gustaría poder hablar sin medir mis palabras. También me gustaría que las palabras expresaran lo que pienso exactamente, pero no siempre lo consigo. Inventos como el álgebra son solo una vez en la vida, así que habrá que tirar para otro lado o empezar a utilizar ecuaciones para comunicarse, cosa que no parece mal plan.

No quiero malas interpretaciones, no quiero dobles sentidos. Digo lo que digo y lo digo de frente, sin mas. Intentando no ser complicado ni rebuscado y poniendo un poco de mi en cada palabra.

Pero siempre está el que le busca los tres pies al gato, y eso es algo que no quiero hacer, aunque a veces me obliguen.

Quiero normalidad, sindoblez, claridad.

Supongo que es pedir mucho.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Tarde de tutoría

To er mundo e básicamente güeno, aunque se demuestre lo contrario.

Se busca alguien que sepa hacer de comer. Se comprenderán otros defectos.

Sentimientos II

Se mantiene el sentimiento de desconfianza. Se acompaña de un sentimiento de inquietud, de tristeza, de fin. De agobio.

Y eso me come.

Comidas canallas II

La receta de hoy es "Tortelinis rellenos de requesón y berenjena con tomate"

En primer lugar, ponemos agua a calentar. Cuando esté caliente, echamos medio bote de tortelinis rellenos. Normalmente, se dan dos situaciones. El fuego está muy fuerte y se acaban abriendo y saliendo todo el interior al agua o bien está flojo y no se acaban de hacer nunca. Por supuesto, no se debe hacer caso del tiempo de cocción indicado. Cuando estén cocidos, da igual porque está científicamente demostrado que siempre quedan dos incorrectamente cocidos, se escurren.
Endemientras, nuevo adverbio recogido por la nueva ortografía española, hemos puesto o ponido a calentar en un cacharro en el microondas tomate frito. Por supuesto, hay que elegir un cacharro que se caliente pero que no caliente el interior, de forma que te quemes mientras lo eches pero que el tomate se quede frío.

Se pone el tomate como base y se echan los tortelinis. Por mucho que remuevas, nunca van a pringarse del todo de tomate.

A la hora de comerlos, es importante elegir siempre como primer tortellini uno de los se quedó crudo. Y, por supuesto, el ultimo tortelini a elegir debe ser el otro que se quedó crudo.

Acompañar con agua, preferentemente del grifo. Y, para rebañar, pan de hace dos días metido en bolsa de plástico y conservado en nevera.

Sentimientos

Me invade un sentimiento de desconfianza generalizada y no sé qué pensar al respecto

martes, 23 de noviembre de 2010

Enseñanzas de mi tío Gerardo

"Cuando hay mucha gente en el mundo, normalmente se organiza una guerra"

Reflexiones Coeducativas

Una cosa es conciliar y otra dar trigo.

Desde luego, que autobuses tan raros por estos lejanos parajes...

lunes, 22 de noviembre de 2010

Lágrimas

Como hombre llorón que soy, reivindico mi derecho a llorar.

Quiero poder llorar por mis amigos.
Quiero poder llorar por mi familia.
Quiero poder llorar por mis éxitos.
Quiero poder llorar por mis fracasos.
Quiero poder llorar al verte cada mañana.
Quiero poder llorar por tí.

En definitiva, quiero llorar.

Y lo voy a hacer.

Consideraciones varias

Definitivamente, este año me encantan los lunes.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Consejo a los conductores

Señores conductores que conducen con un faro fundido. No me pongan las largas, que ustedes no van a ver mejor y lo que hacen es deslumbrar a los demás.

Los mandamientos del gato

1. Todo gato siempre pondrá un pelo suyo en la ropa de sus dueños, esmerándose si la ropa es nueva.

2. Todo gato pondrá un pelo en toda posesión de su amo, independientemente de si tiene alcance a ella o no.

3. El gato se situará indefectiblemente donde más estorbe en cada momento.

4. El gato comerá en el suelo, aunque se le ponga un cuenco habilitado a tal efecto.

5. Si se tienen dos gatos y cada uno con su cuenco de comida, ninguno de ellos comerá en el suyo, sino que se irá al del otro.

6. Si el gato tiene que pasar por un sitio, elegirá siempre el más estrecho.

7. El gato siempre hará sus necesidades en el momento justamente posterior a haber limpiado su caja.

8. El gato descansará en el regazo de su dueño cuando lo desee. El gato, no el dueño, naturalmente. El principal cometido del dueño es servir de cojín mientras descansa el gato.

9. Todo gato tendrá un nombre que no servirá para nada pues lo llamarás y no te hará ni caso.

10. Todo gato comprobará diariamente que todo está en su sitio.

Todos estos mandamientos se resumen en uno. Servirás a tu gato como un esclavo y, con suerte, te dejará que lo acaricies.

Salmos apócrifos

Que alegría cuando me dijeron: "Vamos a comernos un jamón"

viernes, 19 de noviembre de 2010

Fin de semana

Viernes otra vez, cansado y zarandeado. Con granos en el pecho, pero con nuevo talonario de recetas. Y eso que nunca he perdido un papel.

La semana pasada, en un rapto consumista, me compré unos pantalones para estar en casa por 9 leros. Hoy han aparecido los que buscaba. Naturalmente, estaban donde los dejé. Lo malo es que mi cabeza no estaba donde la dejé. Ya es la tercera vez que me pasa. Al menos no con la misma prenda.

A fin de cuentas, ¿qué mas da? Al fin es viernes...

jueves, 18 de noviembre de 2010

15 años

Hace casi quince años que te fuiste y es ahora cuando empiezo a olvidar pequeños detalles sobre ti. Apareciste un par de veces más, pero desapareciste entre millones de viajes y a miles de kilómetros. No sé donde estás, no se qué ha sido de tu vida y, para ser sincero, no lo quiero saber, aunque me muera de curiosidad. Disimulo regular y miento peor. Qué se le va a hacer.

Discutía ayer conmigo mismo sobre el 17 de noviembre o el 16 de octubre. Y creo recordar que es la segunda, pero es que no me acuerdo. Después de tanto tiempo y tantas cosas que me guardo resulta que ya no me acuerdo con certeza, con esa certeza meridiana de sábado por la mañana, de bocadillo de recreo, de paraguas bajo la lluvia una mañana de no recuerdo qué mes, de esa dichosa máquina que se tragó tu libreta que conseguí rescatar. Después de todo ello, no recuerdo si es un día o es otro. Esforzándome lo puedo recordar, pero no me molesta el esfuerzo, me molesta haber dudado, haber pensado, por un instante, que todo aquello que fue ha desaparecido definitivamente o, al menos, ha empezado a volverse brumoso. Lo que no han conseguido quince años lo va a conseguir una maldita fecha. Y es que no he dejado de pensar, ni un solo día de estos quince años, por qué las cosas han tenido que ser así, por qué elegiste un camino tan distinto a lo convencional, por qué te subiste a un autobus una mañana de junio.

Me he engañado, me he consolado, te he odiado, te he ignorado, y no ha servido de nada.

Y lo peor es que me puede pasar otra vez. Y entonces, sí que no me lo perdonaría.

Señor, por qué me has hecho así...

Dos hechos, una sospecha y una pregunta

Primer hecho: He sido elegido, la verdad es que para nada interesante, pero he sido elegido. Obviamente, no me he votado. Hay que ser modestos.

Segundo hecho: El internet en el móvil es un gran invento para las tardes de reuniones. Los 1.2 euros se dan besados. Y cuando inventen los casos invisibles, esto ya va a ser la leche, para combinarlos con la radio por el internet.

Una sospecha: Invirtiendo preferencias. Será que soy muy raro o que la pastilla para el dolor de cabeza me ha cambiado el humor esta tarde.

Y una pregunta: ¿Es necesaria la lectura para una correcta obranza? A mí, nunca me ha hecho falta, pero bueno, doctores tiene el Sr Roca.

Tonto

Lo reconozco. Me descubro ante el mundo. No estoy a la altura intelectual necesaria para comprender un anuncio de colonia.

Récords

Desde hoy soy cliente de cinco compañías telefónicas. Creo que me he superado.

PD: Me encanta el nokia internet radio.

Andá...

y como el que no quiere la cosa, configuré el nokia internet radio.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Sin pena ni gloria

Otro día más. Tarde en casa, cosa que podría calificarse de milagro según como está el patio últimamente. Y he aprovechado para tocar la guitarra. Horror de cejilla, escalas que suenan a perro. Solo mis fieles acordes me han querido hacer feliz.

Con eso habrá que conformarse hoy.

Papelitos

Un buen envoltorio puede contener un caramelo infame.

Un envoltorio poco atractivo induce a pensar que el fabricante se esmera en su producto.

Envoltorios. Sin más.

PD: Me abrumas. Casi prefiero que me desprecies. Por la responsabilidad y esas cosas...
Ya sabes como soy.

martes, 16 de noviembre de 2010

Situaciones de la vida cotidiana

A veces te mataría a abrazos. A veces te comería a besos.

Sabes que te quiero, pero realmente, no se muy bien por qué.

Y eso me destroza el corazón, me rompe el cerebro, me arrasa las entrañas.

Me dejas indefenso. Juegas conmigo y lo sabes. Quemas mi cuerpo, mi alma... y cuando no soy más que un cuerpo indefenso, vienes en mi rescate. Y yo me dejo rescatar, caigo en tus palabras y en tus gestos, y entonces, en vez de resurgir, caigo aún más en mi desgracia, ahondando mis heridas, casi tan grandes como mi cuerpo, colección de llagas purulentas e infectadas, putrefactas, como mi alma y mi vida desde que me acerqué a ti.

No sé como evitarlo...

Pero es que tampoco quiero.

Un juego

Estaba un pedagogo en una consejería de educación y le propusieron el siguiente juego: adivinar, de una serie de objetos, cuál era un niño.

En un primer momento, le pusieron delante un niño, una farola y una lavadora. Con muchos apuros, el pedagogo señaló la lavadora.

Tras cierta sorpresa y confusión, los científicos encargados del caso propusieron poner delante del pedagogo una maceta, una farola y un niño. Al cambiar la maceta por la lavadora, pensó que el niño debería ser uno de los objetos que no habían cambiado. Y entonces señaló a la farola.

La sorpresa de los científicos fue en aumento, y decidieron cambiar la farola por un semáforo. Tras preguntar al pedagogo, éste respondió que el niño era el semáforo, pues a fin de cuentas una farola y un semáforo tienen cosas en común.

La cara de los científicos no hacía más que empeorar, así que decidieron cambiar la maceta y la farola por un ordenador y un paraguas respectivamente. En este caso, la respuesta del pedagogo fue rápida. Señaló al ordenador. "Es un niño, y además un niño TIC" respondió con cara de felicidad, mientras recitaba las indudables ventajas de los ordenadores en las aulas.

Absolutamente desconcertados, los científicos dedieron hacer una última prueba. Cambiaron el ordenador por un león. Y entonces el pedagogo señaló inequívocamente al león, que casi se come al niño, de no ser por el paraguas.

Definitivamente, los científicos dejaron al niño delante del pedagogo.
Pero, en ese momento, el pedagogo no supo donde señalar.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Nuestra lucha cotidiana

Esta canción provoca una extraña, desconcertante, pero agradablemente inquietadora sensación.

PD: Sigo sin saber qué pensar. Y ya me va dando igual.
PD2: Mentiraaaaaaaaa

Involución bursátil

A cuento del cambio climático, del efecto invernadero y de otras verdades científicas que como buen miembro de una sociedad de un país avanzado del siglo XXI no me se ocurre poner en cuestión, cierta cadena de hipermercados ha dejado de dar bolsas gratuitas medianamente resistentes por otras que cobra a un céntimo y que, hablando en plata, no valen una m. Y yo, desde mi ignorancia, me pregunto, ¿por qué cobras por una cosa malísima de la muerte? ¿Compraríamos leche defectuosa? ¿Por qué la gente acepta tan de buena gana pagar por un artículo de ínfima calidad cuando antes te daban gratuitamente otro de regular calidad? Y lo más importante, ¿por qué no piensan en ese pequeño porcentaje de la humanidad que hacemos caso de lo que pregonan y SI utilizamos las bolsas del super como bolsas de basura?

Sobre el amor

Quiero barrer la subjetividad y abrazar la objetividad, la fría realidad, los fríos hechos. Pero me dicen que si barro la subjetividad barro las cosas malas y las buenas, como son el amor, la emoción...

¿El hecho de que dos personas se quieran es objetivo o subjetivo? ¿El hecho de que las personas se enamoren es objetivo o subjetivo? ¿Nuestros amigos son objetivos o subjetivos? ¿El odio es objetivo o subjetivo?

Telefonía móvil

¿Sí? Hola Jose. Si, a ver, dime. ¿Dónde es la reserva? Ah, muy bien, ahí hemos estado con mi hijo, hace tiempo, que se está muy bien. Pero, ¿pensión completa? Sí, yo creo que si. Es lo mejor, porque no es dinero. ¿Oye? No, que no es dinero, total por doce euros. ¿Dónde comes tú por doce euros? Bah, que no es dinero. Entonces pensión completa, ¿no? Bueno, que a mí me da igual, que me adapto a la mayoría, pero que me da igual. Claro que lo mejor es pensión completa. Sí, porque ya venimos comidos y es mejor, porque luego ¿dónde comes? Que no, que no, que es un rollo, que mejor pensión completa, pero que yo me adapto, ¿eh? qué por mí no lo vayais a hacer... ¿Oye? Ah, sí que creía que no me oías. Bueno, que genial. ¿que cuántos somos? Pues no lo se, pero el jueves te lo confirmo. Pero, ¿no vamos 6? Ah, que P. no viene, bueno bueno. No lo sabía. Pero que lo mejor es lo de la pensión completa, que es lo más cómodo, porque el sábado podemos ir a tomar unas cervezas a un bar que hay en G, que me encanta, que a mi hijo le gusta mucho y que ponen un pescado de puta madre, pero, ¿dónde vas el domingo? Que ya te digo que lo mejor es lo de la pensión completa, pero que si no, yo me adapto. Y te lo confirmo el jueves, aunque lo mismo te llamo antes, pero que tengo un...

Y sigue así la cosa.

Comidas canallas

Salchichas de pollo y pavo de marca blanca y una ensalada de sobre.

Fríanse las salchichas en exceso, con aceite de no excesiva calidad.

Y de postre, chocolate de marca blanca

Si se completa con tostada fría de desayuno, el día resulta redondo.

Relaciones internacionales

Como micropaís que me considero, siempre he tenido una política exterior bastante lamentable. Ahora bien, desde que no me creo nada, la política exterior sigue siendo igual de lamentable, pero por lo menos no me llevo disgustos.

Al menos, no tantos.

Errores afortunados

Cuando los errores involuntarios se convierten en inesperadas alegrías se tiene la sensación de haber vivido

domingo, 14 de noviembre de 2010

Coeducación en estado puro

Palabras

No deja de ser curioso como las palabras toman sentidos según quien las interprete y como se interpreten. Lo que suele ser genial es que todos esos sentidos sean mentira.

Esto demuestra que las palabras, en si mismas, no son malas. ¿No hay nada que nos sirva para describir lo que pasa con objetividad? Si los matemáticos hemos podido librarnos de la subjetividad del lenguaje humano ¿puede la realidad librarse de la subjetividad el entorno cotidiano? Supongo que estamos condenados a ser subjetivos, a que distintas interpretaciones nos condicionen y a que la sombra de los malos entendidos planee por nuestras vidas. ¿Qué sería del mundo del corazón si no?

PD: Hounted. At least, I think so. Tampoco es nada del otro mundo, pero bueno, me hace ilusión. Ya sé que te va a dar igual...

Luces II

Luces I

Paisajes Habituales

Frágil

Reflejos

Cuatro mil

Pienso en cómo sería mi vida sin ti. Supongo que no muy distinta, la verdad. Pero has sabido hacerte imprescindible. Al menos lo eres para mi. No se si para ti también lo soy. Casi me da miedo preguntar, pero me gustaría hacerlo algún día.

Es muy posible que nos falte perspectiva. Es muy posible que lo que nos ha pasado sea una locura, en realidad, no creo que lo sea, lo es. Pero lo hecho, hecho está. Lo peor de todo es que lo volvería a hacer una y mil veces mas. Supongo que la vida nos debía juntar más tarde o más temprano. Y lo que me angustia es que no se si nos separará. Vivimos en mundos distintos, tu te acercarás al mío con el paso del tiempo, lo que no se es si yo me mantendré donde estoy o me acabaré moviendo. Aunque sabiendo como soy, me mantendré fiel a mis convicciones.

Quizá sigamos odiándonos de por vida. Aunque en el fondo... realmente no sé lo que piensas. Sería de gran ayuda que lo dijeras. Pero prefiero que no lo hagas.

De todos modos, felices cuatro mil.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Villanos variados II

Perdóname, Señor, porque he pecado...

En el fondo soy un ****** pecador. Y lo peor es que me gusta.

Villanos variados I

El subconsciente, ese gran traidor...

La casualidad, esa gran impertinente...

Despertar

Entraba la primera luz de la mañana y un rayo de sol se ha posado en tu cara. Tu le has correspondido con la luz verde de tus ojos y la profundidad del negro de tu pelo. Te has movido ligeramente y has hecho que me despierte. Traviesamente, me has dado los buenos días con esa expresión, entre burlona y sincera, que sólo tú sabes poner.

Te has levantado lentamente de la cama y te has ido a la ducha. Saliste envuelta en un blanco albornoz, algo raído pero suave, y el vaho a tu alrededor te convertía en más angelical de lo que ya eres.

Me has hecho bajar por el pan recién hecho y, mientras preparabas las tostadas, hacíamos juntos el zumo de naranja de los sábados. Me has comentado que qué plan tenía para hoy.

¿Te parece poco vivir contigo?

Sobre curvas y otros animales

Vivir rodeado de curvas tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Las ventajas suelen ser escasas aunque altamente satisfactorias, pero de efectos secundarios impredecibles. Y yo, a pesar de ser experto en jugar con fuego, no me atrevo a padecerlas. Soy un insensato prudente, a pesar de tener solamente 11 años de carnet de conducir.

Los inconvenientes son numerosos y, como las ventajas, altamente peligrosos. Tomar una curva a más velocidad de la debida puede ser mortal, puedes salirte de la carretera y acabar en una cuneta sin apenas darte cuenta. A menor velocidad tampoco son seguras, porque hay quien te puede adelantar a pesar de lo peligroso que resulta. Si nos metemos en otras consideraciones, no acabamos nunca.

Observaremos y contaremos. Prometido

Sobre conversaciones bizantinas

Realmente, no entiendo la necesidad del ser humano de discutir de forma bizantina, como nuestro cerebro expresa las mismas ideas con distintas palabras y como esas palabras se convierten en rectas paralelas, enemigas, irreconciliables, pero a fin de cuentas en la misma dirección, aunque quizá con sentidos distintos.

Supongo que el ser humano es así...

Reflexiones encadenadas II

Al final de todo, somos reyes de puertas para adentro.

Hay quien sabiendo idiomas e informática está perdido, en un sentido trágico.

No por quitarse las gafas se es más hombre ni poniéndoselas se ve mejor.

Me encanta la noche del viernes al sábado. Puedo dormir con la persiana bajada. La pena es el chim-pun de fondo. Supongo que nunca hay nada perfecto.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Reflexiones rápidas III

Que Dios me mantenga la curiosidad y me oriente sobre los curioseados

jueves, 11 de noviembre de 2010

Un barco en el salón

Mientras la noche va avanzando y el viento sopla con fuerza, un barquito verde, con forma de sofá, me acoge con cariño. El suelo es el agua en la que flota e incluso hace que se ondule y me mezca, mientras espero la hora de perder el zapato y volver a ser cenicienta, si es que alguna vez lo dejo de ser. Y en apenas dos metros cuadrados se congrega todo mi mundo, resumido en un ordenador, un teléfono y unas enaguas viejas de un imposible color rojo. Tanta necesidad de comunicarme sin tener con quien. Dicen que a eso se le llama ironía.

En mis oídos se alternan los sonidos del viento y del silencio, solo rotos por algún coche despistado o por esos ruidos que a veces se oyen en las casas de vecinos, los grifos que se abren, las típicas discusiones de pareja, desmentidas en las reuniones de vecinos, donde todos aparentamos ser lo que no somos, aunque en el fondo sepamos que no engañamos a nadie.

Sigue mi barco surcando la noche, mientras mis ojos se cierran. Otra vez es jueves. Vuelvo a ser una semana más viejo y sigo sin aprender nada, al menos sin poner en práctica lo que aprendo.

Ya veo el puerto. Atracaré, una noche mas.

¿Qué es vivir?

Mientras me acusan de tener muchas cosas en la cabeza, de estar hiper ocupado, de no tener tiempo para los demás me plantean que me relaje, que viva. Y yo me pregunto, ¿qué es vivir?

¿Acaso vivir no es explorar lo que nos rodea, al menos la parte que nos gusta una vez que tenemos resuelto el qué me da de comer?

¿Acaso vivir no es disfrutar todo aquello que nos gusta, aunque sea algo desconcertante para los demás?

¿Acaso vivir no es hacer lo que cada uno le de la real gana?

De todas formas, muchas veces me planteo lo que significa vivir. Y, sorprendentemente, no encuentro solución.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Credulidad

No es que no me crea lo que veo, es que no me creo ya nada. Lo que antes parecía agua cristalina se ha ido enturbiando cada vez mas, y ya no se si es barro o directamente negrura y sombra.
Si a cada palabra que recibo le tengo que buscar las vueltas me puedo volver directamente loco, aún mas de lo que estoy que ya es bastante. Si no puedo, ni pueden, asumir mis actos, mis palabras, mis sentimientos como algo espontáneo sino como la consecuencia de un camino trazado, de un plan ya trazado de antemano y con un objetivo oscuro, entonces es que algo he hecho mal, con el agravante de que no se puede empezar de nuevo.

¿Se puede arreglar lo conscientemente hecho mal o lo inconscientemente estropeado?

En una pregunta, ¿tiene solución lo que es muy difícil de cambiar?

Citas célebres II

Me parece increíble que, permaneciendo todo igual, sea todo tan distinto. Quizá que sea porque no todo sigue igual, al menos tan igual como creo.

No soy una ONG

Después de mucho pensar y 31 años de experiencia en la materia, me doy cuenta de que en este mundo lo que funciona es la mala leche. Ser un hijoputa, a parte de beneficioso para la salud propia, puede comportar importantes beneficios tanto a nivel físico, cutis saludable, incremento de la bilirrubina como a nivel psíquico y de trato con los semejantes, se parezcan o no, que nos rodean. Un bufido a tiempo puede ser tan beneficioso como correr 10 minutos o una hora de gimnasio.

Por tanto, hemos de bufar, pero con moderación y sabiendo rectificar cuando se deba.

martes, 9 de noviembre de 2010

Curvas

Curvas. Redondas, largas, muy largas. Cortas. Traicioneras. Las que ves venir y las que aparecen de improviso. Las señaladas y las no señaladas. Limitaciones de velocidad que no cumplimos y que hacen que nos estrellemos.

Curvas. Circulares, en ángulo. Atravesadas. Con peralte, sin peralte. De salida tangencial. Desgastadas. Inventadas y falsas, como las de una rotonda.

Curvas. Sangrientas a veces. Enemigas de las rectas, pero imprescindibles porque las enlazan.

Curvas. El secreto está en tomarlas bien.

Curvas. De carretera, naturalmente...

Piratas

Con dos libros por banda
viento en popa a todo trapo
no corta la sierra sino vuela
un c5 blanquecin...

Y sentados en una mesa observamos la vida pasar. Gente que pasea por la acera, embutida en unos abrigos de cortesía, porque realmente no hace frío. Jóvenes que lo son y que lo demuestran. Amigos que pasean sin rumbo concreto. Gente sola, que camina sola y que se encuentran con otros en los semáforos. La ciudad, en una palabra. Donde todo el mundo vive acompañado y sin embargo todos nos sentimos tan solos.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Perdiendo los papeles

Pues no he perdido el talonario... de recetas.
¿Y si todo estuviera muy cerca de resolverse...?

La primera en al frente

Ni media hora de gracia. Menos mal que todo se ha resuelto. No se pueden dar margaritas a los cerdos. A veces, ni bellotas.

Por lo demás, normalidad de lunes. Agua, cuerda, grasa subcutánea y mercadona.

Y cada día estoy más bueno, aunque está mal que yo lo diga. Pero la verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Mañana de sábado

Bajo a quitarme peso de mi cabeza. La crisis me oferta un esmero que no deseo, porque tengo algo de prisa, pero a fin de cuentas me tranquilizo pensando en que, en el fondo, tampoco tengo tanta.
Y para pasear siempre hay tiempo. Salgo rapado, recojo un módem y la chica me pregunta si realmente soy yo el del carnet, y experimento el segundo deja-vu de la semana. He batido mi record. La feria del libro me espera. Casetas con libros viejos, de segunda o infinita mano esperan otra oportunidad. Y otros nuevos, recién salidos del horno y que no pueden luchar contra los best-sellers, esperan ganar la confianza de unos ojos que los elijan. Qué diferencia con otras ferias del libro, ya cerradas y acotadas... ¿son estos señores héroes de la cultura, o simplemente aceptan las reglas del juego?

Elijo la utopía moresca, que no musulmana y vuelvo a comprar el principito, al menos por segunda vez, con la firme promesa de leerlo. Y se me ocurre la retrasmisión de un libro, como si fuera un derbi. También me paro en un manual de guitarra el enésimo del que me hago.

Paseando por la calle me doy cuenta de que sigo sin ser atractivo para los que ofrecen restaurantes económicos. Debo tener pinta de ser de aquí. De verdad que la próxima vez intento ir sin música incorporada, pero es que tengo que distraer mi mente con música. Miro las caras, todas distintas. Alguna me mira a mi y hace ademán de saludarme, pero no se atreve. Me he desarraigado de donde era sin llegar a echar raíces donde estoy. He conseguido cuadrar el círculo. Me felicito a mi mismo por
ello recogiendo el consabido encargo del sábado. Y mira por donde que no he tenido que esperar.

No, si al final la crisis no va a ser tan mala...

Aviso

Estimados programadores de virus. Si son ustedes tan amables, la próxima vez que se aburran y deseen crear un virus, procedan a coger dos piedras y machacársela.

Les quedaré muy agradecido.

Sin otro particular...

sábado, 6 de noviembre de 2010

Cateto

De vuelta en la beato-capital, me zambullo sin flotador de patito en el maría márquez, ávido por adquirir algún bien que me permita sobrevivir unas horas mas en mi insulsa existencia. Pero, tras coquetear con unos auriculares, comúnmente llamados cascos, decido volver a casa con 90 leros más en el bolsillo, pensando en una futura visita en la que volveré a hacer lo mismo. Me sedujeron los discos duros, pero la falta de pericia a la hora de conectarlo a mi prehistórica tele me disuaden. No obstante, necesito uno. O contención ante la palabra download.

Al salir, gente me rodea. Parejas jóvenes que se mueven en coches jóvenes y que van vestidos y vestidas de forma colorida y colorido. A lo Radio Futura, caí enamorado de la moda juvenil, de los tipos, de las tipas, de los maniquís... Gente con el pelo engominado hacia arriba, con tupé, con pelillos de punta, barbilla, jerseis ajustados sin camisa debajo, perillas muy finas, patillas muy cortas... y me miro a través de mi espejo interior, tan cutre, tan de pueblo, tan falto de estilo... que la depresión me invade y vuelvo a casa con la promesa de no salir, ante tanta modernidad inasumida, esperando volver a mi escondite el domingo por la tarde.

Pero, ¿y lo agusto que vivo, ajeno a todas estas tendencias?

PD: El consumismo no es la solución, pero ayuda un poco.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Casi

La noche en la que casi te amo no te sentí muy cerca porque siempre lo has estado. Y cuando te acurrucabas cerca de mi corazón en realidad era tu alma la que me abrazaba.

La noche en la que casi te amo me hablaste de las mismas tonterías de siempre, hiciste lo mismo de siempre. Y me dormí abrigado por tu aura.

La noche en la que casi te amo soñaste en tu amor verdadero, el que se te escapó de entre las manos como el agua de tu fuente.

La noche en la que casi te amo te pusiste nerviosa. Nerviosa tú, que eres la calma y la paz hecha carne.

La noche en la que casi te amo yo me dormí antes, pensando en mi pequeño y limitado mundo, incapaz de ver el universo que creas a mi alrededor.

La noche en la que casi te amo pasó rápida, normal, indiferente, tan igual como siempre pero tan distinta a las anteriores.

Y fue entonces cuando comprendí que nunca te podré amar, porque somos dos seres distintos, alejados, inconexos. Y no vale la pena amarnos. Porque ya nos queremos. Y con eso, como si fuera poco, nos es suficiente.

Believe

No diría yo que me lo creo, pero es que no me lo creo. No me creo nada, ni aunque me lo diga yo. Digan lo que me digan, aunque especialmente si me lo dicen y sobre todo quien me lo dice. Me siento orgulloso de haber llegado al conocimiento de la no creencia a mi corta edad, pues no soy más que un niñato con calzoncillos de marca, pocas cosas en la cabeza y demasiadas en el corazón.

No me creo nada de nada. Hubo una etapa en la que me las creía, pero la cortina se venció por su peso y vi la pintura de la pared. No me gustaba el color, que por cierto no era ninguno. Pero siempre lo sospeché. No hay nada como la certeza de la verdad en la falsedad y de la falsedad en la verdad, que por supuesto no es nada.

La nadería por la nadería.

Por tanto, sobra todo. Incluso, a veces, hasta uno mismo.

Esquiva

Te he querido hacer una foto, y no te has dejado.

Y te he soltado un "Te quiero" que todavía retumba en el eco vacío del universo.

Situaciones límite a mi...

A aquellos que siempre me habéis despreciado os doy las gracias, porque me habéis hecho más fuerte.

A aquellos que me habéis humillado os doy las gracias, porque habéis hecho que me aprecie más.

A aquellos que me habéis ignorado os doy las gracias, porque me habéis hecho buscar a los que me han querido.

A todos vosotros, gracias. Os diría que os den, pero en el fondo ni siquiera os lo merecéis.

Teoremas

¿Qué es Rouché Frobenuius?
Me preguntas mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul
¿Qué es Rouché Frobenuius?
¿Y tú me lo preguntas?
¡Rouché-Frobenius eres tú!

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Molésteme la disculpa V

>

Molésteme la disculpa IV

Citas célebres

Supe que mi vida iba mal cuando me emborraché con un licor de mora sin alcohol

Licenciado en conversaciones bizantinas

Definimos conversación bizantina cuando, metafóricamente, se tira la piedra y se esconde la mano. Para ello, se necesita de un motivador avispado con ganas de meter gresca, un tema polémico, dos posturas enfrentadas y varias personas dispuestas a decir una cosa y su contraria en breve periodo de tiempo.

Para ello, se debe proponer el tema con algún argumento que sepamos va a herir sensibilidades, diciendo una chorrada, a ser posible muy gorda. En ese momento las posturas encontradas entrarán en ignición y empezarán a discutir. Bastará entonces con sentarse a disfrutar del espectáculo. Se recomienda bebida fría... y ejercitar las dotes de observación.

Oferta de lanzamiento. Por un euro más, con el primer fascículo, les entregamos un tuperware.

Sor-presas

Mira que si la solución a la enseñanza es una división de polinomios...

Una cancioncilla para alegrar el corazón

http://www.youtube.com/watch?v=GXRVX1AKAew

Próximamente, cursos variados

Mandamiento apócrifo tardío al hilo de unas fiestas ya pasadas

Tomarás las copas en vaso de cristal.

martes, 2 de noviembre de 2010

Allí arriba

Esta noche te he visto en el cielo y te he hecho mía. Seguro que no lo eres, pero la mentira me hace feliz. No se si eres planeta, estrella o tienes de nombre un EAN 13, pero no me importa. Desde hoy eres mía. Quizá mañana no te reconozca, pero me mirarás y lo sabré. Son cosas nuestras.

Me pregunto si eres feliz por allí arriba, tan solita. Si no tienes a nadie que te haga compañía, si es que realmente la necesitas. Quizá estás tan ocupada siendo de tanta gente que apenas te queda tiempo para ti. Debe ser duro, pero eres fuerte. A pesar de estar tan lejos muchos te llevamos dentro, nos consuelas, nos vuelves ligeros. Nos haces mas humanos, aunque no se como te tomarás esto último. Teóricamente es un piropo, por si dudas.

Tintineas con dulzura, nos iluminas a pesar de ser tan pequeña, nos guías a pesar de estar quieta. Y lo haces sin pedir nada a cambio, casi exigiendo que no te demos las gracias.

Estaríamos perdidos sin ti. Lo sabes, y pudiendo ser arisca y orgullosa no lo eres, estás ahí para cuando te necesitamos, incluso cuando otros más cercanos y envidiosos nos ofrecen su falso brillo y su mentiroso calor. Justo cuando se envilece y apaga, apareces tu, tan siempre en tu sitio, tan limpia, tan humilde... tan tu.

Hoy te he hecho mía. Simplemente, quería que lo supieras.

El día de la marmota

Un suave zumbido me introduce en la pesadilla. Durante 5 minutos intento negar lo evidente, pero la realidad es muy tozuda y la jodía siempre se sale con la suya. Me pongo en marcha a base de cafeína y la misma música de todos los días. Mientras el desamor, la mentira y demás parientes martillean mis dormidos oídos llego al centro de mi reducido universo, donde criaturas indefensas, más bien superheroes creados a base de biofrutas son aparcados por sus progenitores para no se realmente qué.

Mientras garabateo polinomios, me doy cuenta de que a nadie le interesan, ni siquiera a mi mismo. Y lo que más me preocupa y sorprende es que ni me sorprende ni me preocupa.
Mi zorrera me espera tras el estruendo del cambio de clase, esperando la ocurrencia un millón novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve. ¿En qué categoría la clasificaré? Es favorita la de "ahora te lo miro y te doy lo mismo que me has dicho". Tampoco desdeñaría la de "ahora te lo doy, pero es que..." seguido de la más santiaguesca ocurrencia, no por apostólica sino por peregrina. Reconozco que mi capacidad de sorpresa tiende a cero, pero también es cierto que si parto un queso en dos y me lo voy comiendo tengo queso hasta que me muera, con lo cual el comer no se demuestra partiendo.

Breve receso en la mañana. Si consigo zafarme de la última ocurrencia o cita fallida me espera un mínimo momento de placer, en el que seguro que a alguien se le ocurre alguna magnífica idea. Como soy imbécil, la recibo con entusiasmo y el proponedor se hace a un lado, mientras se pregunta como se enciende el ordeñador y si realmente se llama así. Además, siempre hay tiempo hacia la crítica constructiva, entendiendo constructiva como sobadora oval.

Otra reata de criaturas me sigue demostrando que me equivoco, mientras me pregunto por qué no me da un infarto. Quizá si no comiera tan sano... Definitivamente, debería empezar a fumar. Independientemente de que fuera antes o después.

Vuelvo a mi refugio. Me espera merluza y media y una ensalada. Por supuesto, me olvido de la sal. Pieza de fruta. Intento dormir. No puedo. Me esperan montañas de fotocopias de escriba con los mismos errores en los mismos sitios. Sólo cambian los nombres. Reforestaríamos el Sahara y sobrarían árboles. A tomar por culo el cambio climático.

Mi guitarra, entre otras cosas, duerme el sueño de los justos. Siempre lo menos importante es lo más urgente.

De nuevo un sobre. Visualizo un pez bajándose las escamas.

Sin apenas tiempo me voy a cultivar Shakespearitos. Vuelvo a mis orígenes, pero por un ratín solamente. Cuando más relajado estoy, me atizan con que existe un estres bueno, como el colesterol bueno. Y ya no se si reir o llorar.

Regreso, ducha, cena, llamada. Y un pensamiento.

Mañana será otro día. Supongo que igual. O no...

Missing you

Oh, my dear N. How long I've missed you!!!

Molésteme la disculpa III

Ya es oficial. Acabo de sacar el brasero.

Tormenta

A perro flaco, todo se le vuelven purgas...

lunes, 1 de noviembre de 2010

Volviendo

Fin de semana entre dos aguas, con frío, viento, sol y círculos. Más tranquilidad de la que pensaba.

Paseo por la sierra, buscando restos de antiguos pobladores. Dejaron su sello y ahora nos toca a nosotros usar nuestra imaginación. A fin de cuentas, volvemos todos a lo mismo. Tantos años de evolución y seguimos igual.

Descanso relativo. Creo que estoy encontrando una solución, pero me he encontrado con otro problema. Te agradecen cosas que no lo merecen y cosas muy extrañas, tanto que jamás se me habría ocurrido ser agradecido por algo tan extraño. Pero ha sucedido. Bueno, no deja de ser curioso.

Y me sorprende la rapidez, claro que si la rapidez se disfraza de simultaneidad es menos rapidez.

Y, además, está sorda.

Definitivamente, no tengo remedio. Si es que cuando se es mayor...

Perspectivas

Una

Dos

domingo, 31 de octubre de 2010

Mañana de mercado

Salimos del calor y llegamos al frío. Cuatro almas que compartieron un pasado se juntan de nuevo para volver a cabalgar por esas carreteras de Dios. LLegamos pronto estrenando un puente. Día de mercado. Casi día de abrigo. La gente camina despreocupada por la calle, cogiendo de aquí y de allí. Es el ambiente ideal
para que mis pensamientos me asalten de nuevo y me transporten a ese mundo donde mi cabeza me arrastra por mis penas. Curiosidades andantes. Una iglesia vacía en domingo, con las dos beatas de guardia habituales.

Sol y frío. Es increible la gran cantidad de cachivaches ambulantes que sirven para vender. Buscamos fruta, tomates maduros, ajo.
Se intercambian bienes y servicios. La señora que sale a comprar. El señor que compra a su frutero de confianza, contándose las mismas historias de cada fin de semana, a las que nadie escucha porque desean ser contadas de nuevo, por aquello de repetir la misma conversación, los mismos recuerdos, las mismas ideas, para evitar la vida que inexorablemente se escapa.

Buscamos las pistas del pasado del pueblo que visitamos. El viento y el frío azotan nuestros cuerpos, y algunas almas no se estremecen, porque ya están frías y casi muertas. Pienso en como estarás y en qué me has querido decir.

Lavadero cubierto, museo cerrado, calles embarradas. Metáfora de mi vida.

Me estoy dando cuenta de que realmente me gusta la fotografía.

Molésteme la disculpa II

Los miradores siempre están en alto, pero a veces las vistas interesantes son desde abajo.

viernes, 29 de octubre de 2010

Sublime

Cuando pensaba que el mundo no tenía solución, un rayo de esperanza ilumina el camino.

jueves, 28 de octubre de 2010

Jueves

Casi acaba la semana y toca la festividad mas lúgubre del año. Hoy por fin he podido estar con mi guitarra y he ensayado algo. Hace un mes que no sabía ni cambiar las cuerdas y ya hago mis primeros pinitos. Lo que es la voluntad. Y cuántas satisfacciones por tan poco. Qué pena disponer de tan poco tiempo y cuánto tiempo malgastado en tonterías. Hay que remediar eso.

Nubes alrededor, que no dejan ver el cielo. He de reconocer que me gusta el nublado. Parece que cuando está nublado el cielo está más bajo, mas cerca, cuando en realidad el cielo no deja de estar en el mismo sitio. Si hay algo que me gusta del sentido de la vista es que es fácilmente engañable. Siempre estamos rodeados de ilusiones ópticas.

Delgadita y enfermiza. Creo que tu fragilidad resulta interesante. Pero eres luchadora y valiente. Me encomendaré a las piratas de la sierra.

Ilusiones, ilusiones... quizá las nubes tapan algo más que el cielo. Al menos siempre nos queda volar...

Tomas falsas

La primera

Mi primera interpretación

Que se prepare Paco de Lucía. Llega Er Niño er Polinomio...

miércoles, 27 de octubre de 2010

Miércoles

Haciendo honor a su nombre. Reuniones aburridas, para que te cuenten lo mismo 3 veces. Al menos he acabado de perseguir a la gente.

Personas que venden y no acuden a la cita. No diré que me enfade, pero me toca los webs la falta de puntualidad y que me dejen plantado y sin desayunar. Benditos polvorones de promoción.

Comida con humor y cincuenta personas dicen que no. Menta poleo y vuelta a casa. Sigue el odio. ¿A que al final te voy a odiar yo mas a ti que tu a mi?

Lágrimas de satisfacción. Mi arena se me escapan como agua entre los dedos. Pero los granitos se me quedan en la mano. Con eso me tengo que conformar. Y creo que es más que de sobra, por mi propia salud.

Y sueño, mucho sueño...

Chasco moscovita

Eso es por no hacerle caso a mi maestro. A pesar de mi amor por Rusia...

Analíticas

Si la ironía fuera triglicérido, en estos momentos tendría colesterol.

Sobre el amor y el deseo

Los deseos pueden ser caprichos, con lo cual son amados, aunque solo sea un ratito. El amor se supone que es a más largo plazo, es un nivel superior. Claro que el amor a veces se acaba...

martes, 26 de octubre de 2010

Martes

Día tontísimo. Dos clases a ultima hora y el resto con las gilipolleces propias de mi cargo, que se reducen a perseguir gente. Este año voy a incluir la mala leche y la indiferencia olímpica en algunos aspectos. Encima que me recortan, no voy a trabajar gratis y no voy a asumir obligaciones que no me corresponden. Que espabilen, que todo nos parece mal cuando no lo hacemos pero nadie hace nada por hacer.

Menos mal que he redescubierto las salchichas rellenas de queso. Hechas a la plancha están menos grasas. Qué gran compra... Y super-ensalada. Según mis cálculos, en setenta semanas volveré a ser un espermatozoide, al menos en lo que respecta al peso.

Tarde de butano. La que hay que liar por tener agua caliente. Cuando descubrieron el fuego debieron pensar en una forma cómoda de tenerlo siempre en casa. Y que no pese, claro.

Inglés. Mejora sustancial. ¿Ave? Nunca sé que pensar. Claro que, bien visto, los extremos confluyen en ciertos apartados.

Conversación breve otra vez. Directamente, no hay Dios que te entienda. Siento fallarte así, pero es la verdad. Y lo sabes. Y sabes que lo se. Y aun así insistes...

PD: Cuatro días. Calculando que han pasado dos años, supongo que la mitad. Uff, qué miedo. Que mi maestro me asista con su corcel blanco...

Felicidad

La felicidad es un zapato estrecho.
La felicidad es quitarse las lentillas al llegar a casa.
La felicidad es un arma caliente.
La felicidad es... lo contrario de mi.

No lo puedo evitar

Pero qué risa me da cuando me río...

lunes, 25 de octubre de 2010

Cinco escalas

Lunes después de domingo. Piscina. Romance anónimo a las cuerdas. Paseo con música de conducir: he llegado a la conclusión de que no soy un coche. Buscando butano que no encuentro. Película sobre la felicidad. Rebusco exámenes en el pasado para un futuro inmediato. Quién me ha visto y quién me ve.

Brevedad, gracias a Dios. Las once y cuarto me alegran el día. Salgo volando para sumergirme en mi líquido elemento. Intento vanamente engordar, pero sé que no puedo. Aunque lo voy a intentar.

Hace mucho que no me visitabas. Hasta te estaba echando de menos. Y hoy has venido a mi lado, una vez mas, sin que te llame, como sueles hacer siempre que pienso en ti. Y cuando no, también. Estás siempre ahí. A veces te odio, a veces te amo. Eres casi mi vida. No puedo vivir sin tí. Envidio a los demás, me dices que no se ver tus virtudes. Te vuelves celosa porque eres así. Pero sabes que nunca he podido escapar de tus garras. Finges, pero no lo necesitas. Y eso me vuelve loco. Sabes que, en el fondo, no necesito a nadie salvo a ti. Y de eso te aprovechas. Incluso cuando estamos con mas personas sabes atraparme, retenerme, acosarme... me manejas a tu antojo, a tu capricho. Y yo soy tu prisionero. No puedo hacer nada para evitarlo. Lo sabes bien. Y de eso te aprovechas.

Que suerte tienes de tenerme. Y qué desgraciado soy yo al tenerte.

PD: se acerca el frente de batalla