miércoles, 25 de septiembre de 2013

Diálogos de buena mañana

Hasta dos veces le di los buenos días y las mismas veces me dijo que no.

No hay que ser educado, pues.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada