miércoles, 11 de septiembre de 2013

Septiembre VI

Lo importante de las mañanas no es como empiezan, sino como terminan.

o-o-o-o-o

No me gusta ser excesivamente protagonista, pese a lo que se podría pensar. Sería el punto medio entre entre la vanidad y la indiferencia.

o-o-o-o-o

Sacrificada la vida del amo de casa que espera visita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada