lunes, 21 de marzo de 2011

Batiburrillo

Cuando los bueyes no tiran mejor no bajarse a empujar. Te esfuerzas y con los bueyes delante no consigues nada, salvo cansarte.

La cabezonería no se cura con razonamientos. Posiblemente no se cure, pero es una hipótesis de trabajo.

Se anda muy bien con Häendel.

La irracionalidad, tanto matemática como la otra, no tiene remedio. Hay que asumirlo.

Prefiero evitar los "Lo siento".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada