viernes, 11 de marzo de 2011

Minúsculo

No te das cuenta de lo insignificante que eres hasta que tu gato te usa como almohada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada