martes, 8 de marzo de 2011

Decepción (es)

Los mitos es lo que tienen, se caen. De tanto repetirme una cosa muchas veces me la acabé creyendo y creerte a ti mismo es tan peligroso como creer a lo que te rodea. El caso es que un día sospechas que tus creencias están equivocadas. Por supuesto, no dices nada, porque no es plan de ponerte en tu contra. Pero te sientes sucio contigo mismo. Te has contado una mentira a sabiendas de que es mentira y encima te la has creído. Bueno, qué se le va a hacer.

-o-o-o-o-o-o-

Había quedado esta tarde. Yo me esperaba una cosa, pero me encontré con otra. Bueno, es igual. Pensé en extraer algo positivo, pero resulta que no, que no hay nada positivo que extraer. Por primera vez me dan ganas de salir pitando, inmobiliariamente hablando, porque de otras cosas también me han dado ganas de salir pitando. Mantendremos la compostura, si es que eso fuera posible a estas alturas, claro.

-o-o-o-o-o-o-

Cada vez veo menos motivos. Es lo que tiene el amor, que se nos rompió de tanto usarlo. Me da algo de cosica, que dicen los clásicos, pero esto ya no hay nadie que lo arregle. Me echaré la culpa. Total, una vez mas nadie lo va a notar. Pero el caso es que se me hace muy duro. Bueno, ya he aprendido para otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada