martes, 1 de marzo de 2011

Erre que erre

A pesar de lo que digan, ¿no es absolutamente maravilloso, amen de sublime, poder resolver problemas reales con cosas que no existen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada