viernes, 10 de agosto de 2012

Verano XXXII

Aquí estoy, tumbado en cama ajena, mírando al cielo, luchando contra el calor que se cuela por entre las rendijas de la persiana bajada, recibiendo en mi cuerpo semidesnudo las caricias del ventilador, que son como aquellas viejas canciones que salen de la radio y que hace tiempo quedaron ocultas en el lugar de los recuerdos casi borrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada