miércoles, 5 de diciembre de 2012

Conclusiones (espero)

No nos damos cuenta de lo agradable de lo cotidiano hasta que no lo perdemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada