sábado, 15 de diciembre de 2012

Sábado

Pues que estamos muy bien como estamos.

o-o-o-o-o

Esta mañana me he limpiado todo el piso. Mientras se hacían el café y las tostadas he cambiado la cama. Luego he puesto la lavadora, he bajado por pan y me he puesto con el trapo y la fregona. Y me he dado cuenta de que siendo maruja soy feliz. En mi casica, limpiando, con mi radio puesta. Sólo me faltaba Concha Piquer, o la Pantoja, pero uno es más de Country y Rock alternativo. Incluso he pensado en poner un anuncio: "Hombre hacendoso se ofrece para matrimonio concertado con señora rica o, en su defecto, que trabaje fuera de casa"

o-o-o-o-o

No sé si dar por terminada la cuestión. En cierto modo, me da lástima, pero la situación no da mucho más de sí. Supongo que todo esto me produce una tristeza que, de tan familiar, no me cala. Es más, me acompaña y alivia.

o-o-o-o-o

Sigo pensando que no soy tan tonto como parezco ni tan débil como me creo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada