miércoles, 19 de diciembre de 2012

España tira p'alante

Leyendo noticias como esta, uno recupera la fe en su país, o lo que sea. Aún no se ha puesto en marcha el metro que no es metro, sino tranvía, pero ya están aquí las máquinas expendedoras de billetes, para que la ciudadanía (fantástica palabra) vaya en romería a admirar el aparato expendedor y se familiarice con sus múltiples funciones y posibilidades, justo como si se tratara de un nuevo monolito kubrickano o kubrikense.

Además, en la foto pueden admirar al político de turno comprando un billete que no podrá utilizar. Qué gran metáfora, dicho sea de paso.

En fin, que por fin estamos saliendo de la crisis. Con la fuerza de una locomotora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada