lunes, 2 de abril de 2012

Refranes contrarrecíprocos

Definitivamente, a quien no madruga no solamente no le ayuda Dios, sino que lo putea un poquito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada