domingo, 1 de abril de 2012

Saeta

Lo malo de la Semana Santa no es que esté sitiado por las procesiones, sino que hay que oír a los retrasmisores de la tele repetir los mismos lugares comunes de siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada