miércoles, 4 de abril de 2012

Un nuevo amigüito

Hoy, tras mucho insistir, he hecho un nuevo amigüito. Abajo lo pueden ustedes ver, entre el desorden de mi mesa.

Desde hace mucho tiempo me vienen hablando de él. Yo, que a veces soy reacio a las nuevas amistades, me resistía. Incluso una tarde quise pasar un rato con él, pero la cosa no prosperó. Total, que no volvimos a llamarnos.

Pero ayer, preparando una pieza que ya toqué hace tiempo y que olvidé porque no me gustaba nada, me di cuenta de que era necesario. El paso de negras a corcheas y viceversa no lo tengo todavía muy interiorizado, así que, con un poco de vergüenza, lo llamé. Y, como no es rencoroso y ni siquiera necesita pilas para funcionar, respondió a mi llamada y he pasado la tarde con él. Despacito me ha ido guiando y creo que ya le he cogido el tiempo a la pieza.

Así que, desde aquí, mi reconocimiento. ¡Gracias amigo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada