jueves, 4 de octubre de 2012

Dos de por la noche

¿Cuántas veces habré visto Charada? Ciertamente menos de la que la he visto acabar.

o-o-o-o-o

Hubo un tiempo en el que deseaba que, después de cenar, no tuviera nada que hacer y me pudiera relajar viendo la tele, quizá alguna película, como aquellas que siempre veía empezar y nunca acababan. Pero resultó que no. Aunque, por lo menos, las tengo de fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada