domingo, 29 de mayo de 2011

Inexorable

Sabiendo que por fuerza del destino mi coche debe ser rayado, prefiero hacerlo yo a que lo hagan los demás. Aunque sea de una forma muy tonta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada