viernes, 20 de mayo de 2011

Números

Se instalan en mi cabeza, rompiendo el silencio de la noche. No me dejan dormir. Porcentajes me zarandean por la mañana. Plazos en meses me asaltan en mitad de la noche.

Números. Cuadrarlos con mis ideas iniciales. Con mis intenciones.

Números. Habéis sido crueles. Quizá intencionadamente, quizá no. Pero el daño ya está hecho.

O me lío la manta a la cabeza y acabo con vosotros con mi firma. Aunque luego seáis una condena. Con terraza, por supuesto.

PD: Esta adorable tendencia a dar tantas vueltas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada