sábado, 20 de abril de 2013

Alguien lo hará por ellos

Sentado en tu sillón veo tus cientos, miles, de libros, aguardando que los leas. Esperando, pacientemente, en fila. Soportando la humillación de haber sido desplazados por períodicos siniestros de pésimas noticas y libretos de óperas en alemán autodidacta.

No sé si los libros sabrán llorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada