domingo, 7 de abril de 2013

Deje usté de tocar el níspero...

... y déjenos gestionar nuestro dolor, de golpe o en incómodos plazos, y adaptarnos a la nueva situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada