viernes, 21 de enero de 2011

Madres y madres. Segundo análisis

Tras la anterior entrega de nuestra fascinante serie sobre las madres meteoricamente tutoreadas, abordamos hoy el segundo tipo de madre, que suele ser más aburrida que la anterior. Se trata de la madre previsible.

La madre previsible sabe lo que hay y lo acepta, tanto para lo bueno como para lo malo. En el primer caso, normalmente se siente bastante orgullosa de ello y, como gesto de buena voluntad y ante la falta de buenos alumnos en nuestro maravillosos sistema educativo, se le suele dar un refuerzo positivo. Cuidado con esto no explote al inflarse demasiado y te deje el despacho hecho unos zorros. A veces se muestra algo preocupada por si el chaval se presiona demasiado.

En el segundo caso, no pone objeciones e intenta ayudar a sacar al chaval o chavala adelante, buscando un consejo o ayuda. Siempre acude a la llamada del tutor y colabora al máximo. Se preocupa por su hijo, que suele ser buena gente pero algo vago o revoltosillo, pero sin llegar a mayores.

Normalmente, el hijo de este tipo de madre, que no hijo de su madre, suele ser bastante sincero en todo, cosa que ayuda bastante y la relación en casa es buena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada