lunes, 10 de enero de 2011

Religiosidad II

Cuando no se tiene remedio, no se tiene remedio. Y hay que asumirlo con naturalidad. Dos veces el mismo día, dos veces que se me olvidan cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada