martes, 4 de septiembre de 2012

Autolección II

Merecer. No siempre se merece lo que se tiene. Ni tampoco se merece lo que se tiene. Encontrar el equilibrio suele ser raro y por eso siempre se desequilibra la balanza, por la natural estupidez del ser humano. Eso lleva a pensar, para lo que no siempre vale la autolección I. En este caso concreto, lo único que se puede hacer es asumir la realidad. Y pensar detenidamente el por qué, que a veces lo hay. Y a veces, no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada