jueves, 20 de septiembre de 2012

Modernidad

La obligación de actualizarse como signo de los tiempos. Independientemente de que la mejora vaya, o no, implícita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada