viernes, 28 de septiembre de 2012

Viernes de otoño

Lluvia frenética esta mañana, como cuando te acabas de comprar algo y lo pruebas con fruición. Sin parar. Algunas calles inundadas, ríos desbocados y un pie mojado. Y poco más.

o-o-o-o-o

Cada vez que veo alrededor, mas ganas me dan de taparme los ojos. No es por cobardía, es por higiene mental.

o-o-o-o-o

La necesidad de las migas apenas caigan cuatro gotas. O veinticuatro.

o-o-o-o-o

Se oía música esta tarde. Preludio de fiesta. Eso no es para ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada