miércoles, 19 de septiembre de 2012

Que no cunda el pánico...

Pero lo de las tardes de f5 tiene que acabarse de forma rápida y drástica. Reconozco que me da pereza sacar la guitarra de la funda, pero una vez fuera disfruto mucho con ella. Hoy, los acordes de Yesterday no me daban para mucho, así que he decidido irme a otra canción, con la esperanza de que suene como en los vídeos. Esa es, sin duda, la mayor frustración del músico apremiante. Pero como uno es cabezón y tiene conexión al Internete, me he ido a una página de esas donde están los acordes. Y, en otra ventana, he abierto la canción para ver si le sacaba los arpegios cosa que, evidentemente, no he conseguido. Aunque le he dado un estilillo de rasgueo de 6 cuerdas que huele a principiante que espanta, pero que no queda mal del todo, aunque debo acompasarlo algo mejor.

Y en esto que se me ha encendido la bombilla y me he ido a un tutorial. El mundo de los tutoriales en Internet puede resultar muy proceloso, hasta tal punto que incluso un tutorial para la realización de la cuarta vocal con un dispositivo de base cilíndrica puede complicar la tarea hasta límites insospechados, por eso hay que andarse con ojo en la búsqueda del mismo. Todos los tutoriales en Internet tienen algo en común, no sabría decir qué exactamente pero creo que si ven unos cuantos estarán de acuerdo conmigo. Afortunadamente, esta vez he tenido suerte y el par de ellos que he visto me han servido para iluminarme.

Y ahora queda lo más difícil, practicar hasta que salga. Lástima que el f5 no valga para eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada