lunes, 3 de enero de 2011

La búsqueda del público III

... y entonces te abandonan, porque ya no les eres útil. Te han aprovechado, se han distraído un rato a tu costa y ahora van a encontrarse con los de su tribu, a decirles que no se les ocurra ir a ver la función, que no merece la pena. Y te preguntas qué has hecho mal. Y vuelves a empezar con la misma ilusión, dejas a un lado el temor del fracaso, a fin de cuentas, el espectáculo debe continuar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada