martes, 15 de febrero de 2011

Innovación docente

Partamos de los siguientes supuestos. Alumnos de un curso intermedio de secundaria en un país de nuevos ricos. Planteamos la utilización del ordenador para acercarnos al concepto de función.

Primer reto: que no se metan en los minijuegos o en el tuenti u otra red social al uso.
Segundo reto: que introduzcan correctamente la dirección de la página y que la guarden en favoritos. Mucho "nativo digital" pero luego no saben ni donde está el intro.

Comienzas la explicación. Les enseñas los controles con los que funciona la web y se lanzan compulsivamente a apretar el botón, por supuesto sin pensar lo que están haciendo. Venga a apretar, por gastar ratón, vamos.

Les planteas el problema, les das la tacita teórica que necesitan, les das una imagen, y no son capaces de obtener conclusiones a partir de ello. Solo apretar el botón.

La generación digital no sabe razonar, no sabe pensar. Ni quiere. Lo quiere todo mascadito, deglutido y, como te descuides, hasta excretado.

Tanto ordenador y tan poca voluntad. Tanto dinero gastado para nada. Espero que, al menos, algún avispado comisionista y/o conseguidor haya sacado algo en claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada