domingo, 18 de septiembre de 2011

Viajes

Las rotondas, con Wagner, se convierten en anillos de nibelungos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada