miércoles, 4 de julio de 2012

Bosón

Ya está aquí el Bosón de Higgs, que debe ser como esa tía que tenemos en América, que sabemos que existe, que de vez en cuando nos manda un regalo, por el cumpleaños, Navidad y santo, pero que nunca viene a vernos, porque es muy mayor o porque, simplemente, está en otros menesteres.

Dos físicos muestran ante un enfervorizado público las conclusiones de su estudio, al que aplauden y lloran, como emocionados por saber que se tiene razón.

Y yo me pregunto, ¿acaso no es la Física como la Religión? ¿Quizá son los físicos los nuevos profetas de nuestro tiempo, anunciando aquello que han visto o creído ver? Me da la sensación de que la Ciencia ha ocupado el vacío que ha dejado el Dios muerto por Nietzsche.

Pero, al igual que en el pasado, el resto de los mortales no comprendemos lo que nos dicen los profetas. Habrá que esperar hasta que alguien nuevo venga y los sustituya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada