sábado, 26 de enero de 2013

Imagen privada

Afortunadamente, algunas situaciones no tengo la suerte de vivirlas, pero sí que me las cuentan. Luego, uno se las imagina, dependiendo de lo benévolo que quiera ser. Consigo mismo, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada