lunes, 21 de enero de 2013

Y que febrero pase de largo

Lunes de vuelta. Se me va a hacer raro este mes de enero, con semana de paréntesis incluida.

Los paréntesis a veces son agradables y, a veces, obligados. Incluso esas dos condiciones se cumplen a la vez. No está mal salir de la rutina por placer y recordar otros tiempos. Como cuando volvía a casa de la facultad, por aquellas calles que entonces eran una cárcel y ahora son extrañas, pues son otros lugares los que me retienen. Siempre atareado, con la cabeza pensando en el futuro, más o menos alejado, pero nunca en el instante presente. Haciendo planes que nunca se cumplen.

Hoy he vuelto a la normalidad, aunque la cabeza no la tenga del todo junto al resto de mi cuerpo. Esperemos que pronto vuelva con él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada