jueves, 17 de mayo de 2012

Axioma XXXIII

Aquél que permanece ocioso suele estar poseído por el maligno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada