sábado, 26 de mayo de 2012

La camioneta diabólica



El espanto, casi aborto diría yo, automovilístico que presencian ustedes arriba es el método alternativo de transporte con el que las magnas cabezas municipales, neoiluminatis del peatonismo, han previsto comunicar Plaza Nueva con el Paseo de los Tristes, cruzando la recién peatonalizada Carrera del Darro. (No es por nada, pero desde que es peatonal hay menos gente)

El adelanto en cuestión es capaz de moverse a la meteórica velocidad de 10km/h, es eléctrico y, según nos dicen, no contamina nada de nada. Además, es estrecho, para que no moleste a los peatones que transitan, que antes se sentían muy agobiados. El caso es que llevo más de 30 años viviendo aquí y jamás ha pasado nada, ni siquiera han atropellado a un gato. Pero por lo visto los vecinos salíamos a una crisis de ansiedad por problema del tráfico al día.

Como gesto magnánimo, se nos permite a los vecinos usarlo de forma gratuita durante dos semanas, y luego será gratis para las personas mayores, a fin de dividir al movimiento vecinal que no traga, que no tragamos, con las imposiciones que hace el Ayuntamiento, supuestamente para beneficiarnos.

El citado invento viene de Francia, afortunadamente en España a ningún ingeniero se le ha ocurrido diseñar semejante engendro, y lo tenemos ahora en alquiler, ya que después del verano llegarán los dos que ha encargado el Ayuntamiento y que, según nos dicen, no nos van a costar nada, porque lo va a pagar la empresa concesionaria del autobús urbano. Por lo visto debe tener una tecnología tan pasmosa que se necesitan tres meses para fabricarlo. O bien es que hay mucha lista de espera, de lo que se deduce que hay un gran número de ton... digo de peatonalizadores deseando adquirir ese chisme.

En fin, que nos podían tomar el pelo con un poco más de estilo. Sería un detalle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada