miércoles, 16 de mayo de 2012

Credo

Los pecados son piedras que se posan en el fondo del corazón y te impiden salir a flote. Tan sólo puedes hacerlos más livianos, pero siempre quedarán ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada