domingo, 25 de diciembre de 2011

Buscando unas palabras, encontré otras palabras

Posiblemente el tiempo ha corrido más de lo debido y nos obligó a elegir un destino, cercano en el espacio pero distante en el alma. ¿Serán las cosas que pasan? Si quieres échame a mi la culpa, a fin de cuentas ser hombre presupone ser culpable. Pero siempre nos quedará el lugar común donde fuimos felices, aquel lugar común donde estuvimos los dos pero que tu te empeñaste en decorar. Tan pronto comprendas que esas cortinas son horribles y que prefiero mi espartano sofá, la llave volverá a abrir la misma cerradura que tu quisiste cambiar y de la que yo no quise copia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada