jueves, 22 de diciembre de 2011

Despedidas

Siempre hay algo agridulce en las despedidas, incluso en aquellas que son de mentira o esas pausas que de vez en cuando se toma uno, que me hacen pensar en aquellas veces en las que de verdad tuve que partir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada