jueves, 29 de marzo de 2012

La huelga

Hoy hemos tenido huelga. En mi trabajo no se ha notado mucho, salvo que nos ha faltado la materia prima, que sabedora de que la suerte estaba echada ha decidido quedarse en casa. Y un servidor se ha puesto con otras cosas de su no-trabajo para aprovechar el tiempo.

El caso es que si se pone uno a leer pasa como con las elecciones, que todo el mundo gana. Los sindicatos, que éxito aplastante. El gobierno, que todo el mundo trabaja, el que puede, claro. En resumidas cuentas, que todo es felicidad. Y eso se traslada a los terminales mediáticos de cada bando.

Yo agradecería que se pusieran de acuerdo. Por ejemplo, que cada vez ganara uno, empezando la primera vez por sorteo. Y así se alternaran. "Oye, pues esta huelga va a ser un desastre, pero la que viene la ganamos los sindicatos, ¿no?" "Sí, sí, de acuerdo"

Así creo que todo sería más fácil. Vamos, digo yo...

PD: Hoy he presenciado un hecho insólito, ináudito, que han visto essosojitos que se ha de comer la tierra. Una huelguista, trabajando toda la mañana. Como se enteren las administraciones públicas nos tenemos que echar a temblar. Quizá debiera hacer una noticia de las mías...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada