domingo, 4 de marzo de 2012

Son las cuatro y media

De un domingo. Me tengo que levantar, hacerme dos horas de coche hasta Cabo de Gata y luego andar treinta kilómetros.

No estoy bien de la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada