lunes, 12 de marzo de 2012

Para otra vez

Saludar arqueando las cejas cuando se llevan gafas de sol no sirve de nada. Y, encima, quedas fatal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada