viernes, 24 de diciembre de 2010

Reflexiones en el supermercado

Hoy ha quedado empíricamente demostrado que la caja rápida de un supermercado es la que va más despacio, lo que me ha permitido hablar con unas simpáticas ancianitas que se habían comprado la cena de nochebuena.

No hay día de nochebuena que no me tenga que pasar por el corte inglés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada