miércoles, 22 de diciembre de 2010

Reflexiones tras una cena

Hoy estoy más torpe con el esparadrapo y la gasa. La hora, supongo.

-o-o-o-o-o-

Cuando se es cabezón no hay manera de arreglar las cosas.

-o-o-o-o-o-

Un día de estos lo mando todo a la y me cambio de trabajo. Justo ahora que me había decidido a comprar piso.

-o-o-o-o-o-

Es bueno variar de vez en cuando. Eso es justo lo que necesito

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada