domingo, 26 de diciembre de 2010

Una tarde de Navidad con un Principito VI

Cuento estrellas que nadie posee para quedármelas, porque nadie lo ha pensado primero.
Podría pensar en docentes de ciertas ciudades, es lo primero que se me viene a la mente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada