domingo, 26 de diciembre de 2010

Será necesario que soporte dos o tres orugas, si quiero conocer las mariposas; creo que sonmuy hermosas. Si no ¿quién vendrá a visitarme? Tú estarás muy lejos. En cuanto a las fieras, no las
temo: yo tengo mis garras.
Y le mostraba ingenuamente sus cuatro espinas. Luego añadió:
—Y no prolongues más tu despedida. Puesto que has decidido partir, vete de una vez.
La flor no quería que la viese llorar: era tan orgullosa...


El Principito. Antoine de Saint Exupery.

Y no tengo nada más que añadir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada