sábado, 11 de diciembre de 2010

Doble moral

Por mucho que te arrodilles tus actos te delatan. Por mucho que te inclines no consigues disimular tu maldad. Por mucho que comulgues no vas a ir al cielo. Porque en el fondo te remuerde la conciencia, tus actos egoístas del pasado. Alrededor tuya solo hay hienas que buscan tus despojos, que tragan con todas tus soberbias por las migajas que te sobran de lo que has saqueado.
Deja de intentarlo, no nos engañas. Ya no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada