lunes, 6 de diciembre de 2010

Erroneidades

Y que yo pensaba que Madrid no tenía cuestas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada