jueves, 2 de diciembre de 2010

Hora libre

Veo el mundo por mi pantalla, busco cosas que no necesito. Corregiría exámenes, pero hoy la falsa democracia me ha invadido. Me siento extraño ante un teclado que es como el mío pero que no es el mío. La sirena me avisará y volveré a la lucha. A contar lo que ya he contado, pero que nadie entiende porque no les interesa. Ojalá pudiera hacer lo mismo yo. Pero para eso ya no hay tiempo.

Avanzo inexorable hacia un fin... pero no se exactamente cual.

El viento sopla.

Una mañana menos, una vida mas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada