miércoles, 12 de octubre de 2011

Descubrimiento sorprendente

Acabo de descubrir las pastillas de cartílago de tiburón.

PS: Pues no eran de cartílago de tiburón, sino de labio de mejillón verde. No sé qué es más desconcertante.

PPS: Que me he vuelto a equivocar, que sí que existen. Es que me confundí de bote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada