miércoles, 19 de octubre de 2011

Deseos II

Si yo fuera capaz de recordar las conversaciones acodado en la barra de un bar vacío y trascribir su esencia posiblemente no sería más feliz, ni más triste. Posiblemente, ni fuera yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada